Mamá emprendedora, necesitas un fondo para imprevistos

Mompreneur por Laura Ramírez Delgado

Para ser mamá y emprender se requiere reinvención, propósito y planeación.

Laura Ramírez Delgado

Hace un par de semanas tuve que hospitalizar a mi bebé de urgencia. Pasó cuatro días y tres noches en la unidad de cuidados intensivos neonatales. Afortunadamente, no fue algo grave y se trató a tiempo. Sin embargo, reconozco que durante esos días conocí nuevos niveles de angustia y miedo.

Como el bebé tenía solo seis días de nacido cuando esto pasó, todavía no estaba dado de alta en mi póliza de seguro. Es más, ni siquiera tenía acta de nacimiento. Al estar en un hospital privado, la cuenta iba corriendo y tendría que pagarse directo.

No me imagino el sufrimiento que pudo haber sido, además de estar preocupadísima por la salud de mi hijo, agregar el estar buscando cómo pagar el hospital. Mucho peso emocional de esos días fue descargado gracias a la posibilidad que tuve de contar con recursos para liquidar esa cuenta. No solo a través de un fondo para imprevistos que cada año renuevo sino con límite de crédito disponible en una de mis tarjetas.

Ser emprendedora ha implicado para mí no tener siempre garantizado un ingreso fijo ni prestaciones, como en una nómina. Es más, a través de mi proyecto no cuento ni con seguridad social. Por lo tanto, me es básico indispensable y necesario contar con algo de capital disponible para cualquier eventualidad.

¿Cómo construir un fondo emergente?

Primero hay que definir una cantidad. En mi caso, es el doble del deducible que me solicita mi seguro de gastos médicos.

Es fundamental tener súper claro que este fondo no es un ahorro para disponer en gastos. Es una cantidad que, de ser utilizada, debe recuperarse a la brevedad para siempre tenerla disponible.

Se va construyendo a través de ahorro o de algún ingreso adicional. Lo que yo hago es ingresar dinero de proyectos de los que no depende la operación de mi negocio.

No se toca para cosas que no sean urgentes

Ni para las vacaciones, ni para regalos de fin de año, ni para un cumpleaños. Este fondo solo se debe utilizar para imprevistos.

Es importante que lo combines con otras cosas, como un seguro o una tarjeta de crédito. Entre menos dependas de este fondo, mejor.

Si puedes tenerlo en una cuenta bancaria independiente a la que utilizas para tus gastos cotidianos, mejor. Así no te gana la tentación de utilizarlo para otras cosas. También podrías invertirlo en alguna herramienta diseñada para eso, sin embargo, es importante que puedas disponer del dinero en cualquier momento.

Emprender implica responsabilizarte por tus finanzas

Una realidad es que en nuestro país es complejo emprender, no hay tantos recursos ni oportunidades. Quiénes tenemos un negocio debemos hacer un manejo financiero con autogestión. De nosotras depende nuestro ingreso fijo, nuestras opciones en salud y la de nuestra familia, nuestros bonos y aguinaldos en fin de año y nuestra posibilidad de tener vacaciones. No dejemos al azar esta área, es importante hacernos cargo desde lo fiscal hasta nuestras inversiones.

Hasta que no lo vives, no lo entiendes

Pecando de honesta reconozco que hasta que no viví la necesidad de usar mi fondo, que fue con la cesárea que tuve en diciembre no entendí su importancia. Sin embargo, todo cobró sentido cuándo se trató de mi bebé.

Recuperaré el dinero a través de un reembolso de mi póliza de seguro, pero será en aproximadamente tres semanas. Saber que no había problema para pagar el hospital me dio la oportunidad de concentrarme en lo que en ese momento era importante, la recuperación de mi hijo. Y liberar ansiedades siempre ayuda a mejorar nuestra salud emocional y mental.

¿Tienes alguna otra estrategia para generar un fondo emergente? ¿Qué has hecho tú en situaciones imprevistas? Me encantaría leerte. 

m{1197259}

NOTAS MÁS VISTAS