¡Éntrenle a los Kisses! 5 razones eróticas para comer chocolate

El Sexódromo

Los aztecas sabían de su poder para aumentar la excitación sexual y los suizos hicieron de ellos unos manjares para la experiencia sensorial. Ahora los tenemos a la mano para la excitación
El rico chocolate no solo se deshace en tu boca. (ESPECIAL)

Verónica Maza Bustamante

Ya lo explicó Paul Martin Lester en su libro Sexo, drogas y chocolate: La ciencia del placer: el dulce elaborado con cacao puede ser tan adictivo como cualquier estupefaciente o como una buena sesión de erotismo con final feliz, pues tiene un alto contenido de feniletilamina,endorfina liberada en el cerebro cuando estamos enamorados. Cuando entra en acción en el organismo, nos sentimos contentos, llenos de energía y con las papilas gustativas disfrutando de una orgía de sabores, que podemos unir con la sexual.



Este efecto es más notorio cuando se consume chocolate oscuro, que suele ser más amargo que el que lleva una buena dosis de leche, pero con unos cuantos trocitos se puede llegar a percibir sensaciones agradables. Si lo comemos minutos antes o durante el encuentro sexual, esto nos podría suceder:

1. Aumenta la libido. El chocolate contiene teobromina, la cual funciona de manera similar a la cafeína. Cuando se consume en un ambiente propicio para el agasaje y se comparte con alguien que nos gusta, puede hacer que nos sintamos más cachondos. Y si se come de manera sensual, paladeando cada trozo con lujuria, el efecto será mucho mejor. 





2. Intensifica el flujo sanguíneo en los genitales. Al contener l-arginina, que aumenta los niveles de óxido nítrico, es posible que la erección sea mejor y que el clítoris esté más sensible a la estimulación. 


3. Se puede untar en el cuerpo. No todos los alimentos sirven para las faenas cachondas. La leche condensada es malísima porque se pega en piel y vellos ni todos los aceites saben rico. En cambio, el chocolate líquido se puede derramar sobre la piel para lamerlo. Al derretirse sobre pezones, glande, testículos y labios se convierte en estrategia para explorar zonas del placer. 




4. Brinda energía. Eso lo saben los deportistas de alto rendimiento: un chocolate en el momento más álgido del trabajo físico da un levantón debido a que contiene teobromina, compuesto que estimula el sistema nervioso central.



5. Ayuda a combatir el síndrome premenstrual.

Comerlo durante una semana antes de la menstruación ayuda a elevar los niveles de serotonina del cuerpo y, con ello, evitar los cólicos fuertes, además de aumentar el deseo.





NOTAS MÁS VISTAS