¿Vivimos en una simulación? Teoría sugiere que los agujeros negros son como hologramas

Los agujeros negros son de los cuerpos más complejos en el universo, pues en ellos se distorsionan las leyes del tiempo y el espacio como las conocemos.

Un agujero negro puede deborar estrellas completas. (NASA Goddard Space Flight Center)

DPA

Los agujeros negros podrían ser en realidad hologramanas, en los que las imágenes tridimensionales que proyectan, en realidad son códigos similares a los de una computadora generados en una superficie bidimensional, según revela una nueva investigación realizada por científicos del International School of Advanced Studies y el Instituto Nazionale de Fisica Nucleare de Italia publicada en Physical Review X, lo que significaría una forma revolucionaria de entender el universo.

Como afirman las teorías cuánticas, los agujeros negros podrían ser increíblemente complejos y concentrar una enorme cantidad de información en dos dimensiones, como si se tratara de los discos duros  de una computadora, en este caso los más grandes que existen en la naturaleza. Esta idea se alinea con la teoría de la relatividad de Einstein, que describe los agujeros negros como tridimensionales, simples, esféricos y lisos. En resumen, los agujeros negros parecen ser sistemas de códigos tridimensionales , al igual que los hologramas.

Para los científicos, los agujeros negros plantean desafíos teóricos formidables por muchas razones. Son, por ejemplo, excelentes representantes de las grandes dificultades de la física teórica para unir los principios de la teoría general de la relatividad de Einstein con los de la física cuántica de la gravedad. 

Según la relatividad, los agujeros negros son cuerpos simples sin información. Según la física cuántica, como teorizaron Jacob Bekenstein y Stephen Hawking, son los sistemas existentes más complejos porque se caracterizan por una enorme entropía, que mide la complejidad de un sistema y, en consecuencia, contienen mucha información.

La gravedad puede ser la clave para estudiar los agujeros negros

Para estudiar los agujeros negros, los dos autores del nuevo estudio, Francesco Benini y Paolo Milan, profesor e investigador respectivamente de SISSA (International School of Advanced Studies) y el INFN (Instituto Nazionale de Fisica Nucleare), utilizaron una idea establecida hace 30 años llamada principio holográfico. 

"Este principio revolucionario y algo contraintuitivo propone que el comportamiento de la gravedad en una región determinada del espacio puede describirse alternativamente en términos de un sistema diferente, que vive solo a lo largo del borde de esa región y, por lo tanto, en una dimensión menos ", afirmaron. 
Y, lo que es más importante, en esta descripción alternativa (llamada holográfica), la gravedad no aparece explícitamente. "En otras palabras, el principio holográfico nos permite describir la gravedad usando un lenguaje que no contiene gravedad, evitando así la fricción con la mecánica cuántica", se lee en el artículo.

Entender a los agujeros negros como hologramas hace más fácil su compresión

Lo que Benini y Milán han hecho es aplicar la teoría del principio holográfico a los agujeros negros. De esta manera, sus misteriosas propiedades termodinámicas se han vuelto más comprensibles: al centrarse en predecir que estos cuerpos tienen una gran entropía y observarlos en términos de mecánica cuántica, puede describirlos como un holograma: tienen dos dimensiones, en las que la gravedad desaparece, pero reproducen un objeto en tres dimensiones.

Este estudio es solo, según sus autores, el primer paso hacia una comprensión más profunda de estos cuerpos cósmicos y de las propiedades que los caracterizan cuando la mecánica cuántica se cruza con la relatividad general.

​lnb

NOTAS MÁS VISTAS