Este avance podría ayudar a que computadoras se comuniquen “leyendo la mente” de usuarios.
El tratamiento identifica células cancerígenas para apagarlas o sustituirlas por unidades sanas.
Publicidad
Cuando el sonido llega al oído interno, se convierte en señales eléctricas que van al cerebro por las células nerviosas de la oreja en la cóclea.
Destacadas