Choque de estrellas lanza isótopo radiactivo al espacio; astrónomos lo detectan

Astrónomos detectaron, por primera vez moléculas radiactivas de un isótopo de aluminio provenientes del remanente de una colisión estelar CK Vulpeculae.
Así lucen los restos de la colisión estelar CK Vulpeculae. (ESO / T. Kamiński)

Notimex

Un grupo de astrónomos realizó la detección de la primera molécula radioactiva inestable fuera del Sistema Solar, a través del uso de los telescopios ALMA y NOEMA. La parte radioactiva de la molécula es un isótopo de aluminio, y las observaciones revelan que éste se esparció en el espacio después de la colisión de dos estrellas, el cual dejó un remanente conocido como CK Vulpeculae.

Se trata de la primera vez que se hace una observación directa de este elemento en una fuente conocida, pues se tenía registro de una identificación previa de ese isótopo, pero procedía de la detección de rayos gamma y su origen exacto era desconocido.


El equipo, liderado por Tomasz Kaminski — del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, Cambridge, Estados Unidos—, detectaron una fuente del isótopo radioactivo aluminio-26. La fuente, conocida como CK Vulpeculae, fue vista por primera vez en 1670, en ese entonces los observadores vieron lo que parecía una “nueva estrella”, brillante y roja, detalló el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés).

A pesar de que de manera inicial era visible a simple vista, se desvaneció de forma rápida y ahora son necesarios los telescopios para ver los restos de esta fusión, una tenue estrella central rodeada por un halo de materia incandescente que fluye de ella.

“La primera observación de este isótopo en un objeto de tipo estelar también es importante en un contexto más amplio: el de la evolución química de la galaxia. Es la primera vez que se identifica de forma directa el origen en el que se produce el núclido radioactivo aluminio-26”, explicó Kaminski.


[En esta imagen de la nebulosa, el azul es diazenilio, el rojo es metanol y el monofluoruro de aluminio es la región cyan del centro. (T. Kaminski)]

Los científicos detectaron la firma espectral de moléculas compuestas por aluminio-26 y flúor en los restos que rodean a CK Vulpeculae, ubicada a dos mil años luz de la Tierra. Conforme estas moléculas giran y caen a través del espacio, emiten una huella de luz distintiva en longitudes de onda milimétricas, conocida como transición rotacional. Los astrónomos consideran que es la mejor forma de detectar moléculas.

La observación de este isótopo ofrece nueva información sobre el proceso de fusión que creó a CK Vulpeculae. Además, demuestra que las capas profundas, densas, e interiores de una estrella, donde se crean los elementos pesados, así como, isótopos radioactivos, pueden ser agitadas y lanzadas al espacio por choques estelares.

El equipo concluye que es poco probable que la producción de aluminio-26 por objetos similares a CK Vulpeculae sea la principal fuente de este en la Vía Láctea.


FM

NOTAS MÁS VISTAS