¿Los 'tickets' de compra te pueden provocar cáncer?

Salud

Un estudio asegura que contienen una sustancia que altera el equilibrio hormonal, pero otros expertos sugieren cautela al asimilar este tipo de información.
Según el estudio el papel de los 'tickets' contiene bisfenol-A. (Shutterstock)

Milenio Digital

EL pánico ha vuelto a correr en los últimos días luego de que se difundiera un estudio publicado en la revista Environmental Research y liderado por la Universidad de Granada (UGR), en el cual se asegura que "el 90 por ciento de los tickets de la compra o recibos alteran el equilibrio hormonal en las personas expuestas y conduce a enfermedades como malformaciones genitourinarias, infertilidad, obesidad y cáncer".

El material con el que están elaborados se denomina papel térmico y contiene bisfenol-A (BPA), un disruptor endocrino que —según los autores del estudio— tiene numerosas aplicaciones, por lo que ya se están buscando alternativas para su susticutión.

“Podemos reconocer este tipo de papel porque, si acercamos una fuente de calor, por ejemplo, un cerillo, se ennegrece de forma instantánea”, explica el catedrático de Medicina de la UGR, Nicolás Olea, que junto con José Manuel Molina, del Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada (ibs.GRANADA), es autor principal del trabajo.

No obstante, el bioquímico, investigador y divulgador de la ciencia José Miguel Mulet matizó con una respuesta tranquilizadora:

"La ciencia que se utiliza para vender miedo es MALA CIENCIA. ¿En serio pensáis que el tique del súper os puede producir cáncer? ¿Os lo coméis? ¿Os liáis un cigarro con él? ¿Os lo ponéis dentro de la ropa interior?", escribió en Twitter.


Según el estudio, "no debemos mezclar los tickets con la comida en la cocina al desempaquetar la compra, el pescado o la carne. Tampoco debemos jugar con ellos, ni arrugarlos para tirarlos, escribir notas o guardarlos en el coche, el monedero o el bolso".

Cabe señalar que para realizar el estudio se analizaron 112 recibos de papel térmico procedentes de Brasil, España, además de Francia, cuyo gobierno tomó medidas desde 2014 para la reducción del compuesto.

ASS

NOTAS MÁS VISTAS