Mexicano crea algoritmo cazador de "fake news"

Detecta mecanismos propagandísticos comoexageración, tendencia negativa a un tema y personaje o halagos refiriéndose a un asunto que no es positivo.
La nueva herramienta ayudó a “discernir” la información.

Blanca Valadez

El investigador mexicano del Qatar Computing Research Institute (QCRI) Alberto Barrón Cedeño desarrolló, junto con colegas del Departamento de Tecnologías del Lenguaje Árabe, un programa capaz de detectar en milisegundos las fake news y descifrar si una información que circula en las redes sociales es verídica e informativa o noticias falsas, como sucedió en 2017 en Arabia Saudita, cuando los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto anunciaron un bloqueo contra Catar, que implicó la suspensión de relaciones diplomáticas y económicas.

A Barrón Cedeño, licenciado y maestro por la UNAM, así como doctor por la Universidad Politécnica de Valencia, España, le tocó vivir ese capítulo de notas falsas y sesgadas sobre el tema, por eso desarrolló ese algoritmo que detecta mecanismos propagandísticos como caer en la exageración, ser negativo hacia un tema y personaje o hacerse halagos refiriéndose a un asunto o sujeto no muy positivo.

“Nuestro algoritmo aprendió a discernir, es decir, lo entrenamos con una muestra de cerca de 10 mil ejemplos, para hacer estas clasificaciones. Tal flexibilidad abre nuevos horizontes aunque por el momento el sistema funciona solo en inglés y en breve lo hará en árabe, pero con las sesiones de aprendizaje adecuadas también puede operar en español, francés o cualquier otra lengua. Lo crucial del trabajo se hizo ya que los marcadores estilísticos de la propaganda parecen ser siempre los mismos, sin importar el idioma”, detalló.

De visita en el Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas de la UNAM para hablar del desarrollo, Barrón Cedeño explicó que ya operan desde una página web donde a diario recupera miles de artículos, los cuales son organizados por tema: “En un grupo están los que hablan de Donald Trump (presidente de EU), en otros de Europa o los de Emmanuel Macron (mandatario de Francia). Una vez hecho esto el programa calcula el índice de propaganda o, en otras palabras, asigna un valor de cero a uno para señalar si el texto es nada o muy propagandístico, todo ello en milisegundos”.

Predicción efectiva

En las instalaciones del QCRI, que se ubican en la capital Doha, desde inicios de 2018 el investigador y sus colaboradores han logrado detectar textos con estas características y el algoritmo tiene una efectividad en predecir de entre 90 y 93 por ciento cuando hay intento de manipulación.

“Analizamos el estilo, la forma en la que típicamente se redacta la propaganda. Por ejemplo,

evaluamos la complejidad, mientras más tendencioso es un escrito las oraciones son más cortas, las frases se simplifican y los conceptos se hacen enfocados, es decir, parecen más dirigidos a un niño que a un universitario. Además, pasa algo parecido con los adjetivos, si son muchos y muy positivos o negativos sabemos que existe la voluntad de inducir opinión.

“A nivel periodístico si un individuo quiere influir en nuestra opinión y voluntad empleará mecanismos propagandísticos, como tender a la exageración, ser negativo hacia un tema o personaje que no lo es tanto o se deshará en halagos refiriéndose a un asunto o a un sujeto no muy positivo”, detalló Barrón Cedeño.

El detonante para crear el algoritmo fue que el 23 de mayo de 2017 se difundió una supuesta declaración de apoyo del emir catarí Sheikh Tamim bin Hamad al-Thani hacia Irán, Hamas y el Hezbolá, difundida desde la Agencia de Noticias de Qatar. “Después se supo que hackearon sus servidores y se insertó un discurso falso que, pese a ser bajado con rapidez, alcanzó a ser replicado y provocó un bloqueo parecido al de EU a Cuba”, explicó.

El especialista recordó que un compañero del QCRI hizo un análisis de Twitter, días previos al bloqueo y detectó gran cantidad de cuentas de Arabia Saudita y Emiratos Árabes publicando mensajes contra Qatar a fin de generar trending topics y justificar lo que vendría después.

“Los medios de comunicación juegan un papel importante porque con la información que sacan y su manera de presentarla van preparando el terreno para que se den determinadas acciones. Por ello nuestro objetivo a largo plazo es predecir el desarrollo de ciertos eventos a partir de la evolución de las notas y su cobertura”, concluyó.

NOTAS MÁS VISTAS