Respetan reglamento del Parque Amalucan y retiran ambulantes

Un grupo de empleados se encarga de realizar pruebas a la calidad del agua, en la nueva atracción de Puebla
Se encontraban funcionarios de la Secretaría de Gobernación. (Especial)

Josué Mota

Los vendedores ambulantes que el fin de semana pasada estuvieron instalados a las afueras del Parque Amalucan, este domingo no se presentaron por lo que la vialidad de acceso estuvo completamente liberada; además de que en el interior un grupo de trabajadores del parque obligaban a los visitantes a respetar el reglamento del Lago de Cristal donde adultos y niños se meten a mojarse.

El fin de semana pasado se presentó el problema de que a las afueras de este parque debido a que diferentes organizaciones de vendedores ambulantes se instalaron sobre la calle de acceso al mismo, ocupando espacios sin ningún tipo de regularización por lo que el ayuntamiento intervino para tratar el caso, según declaró la semana pasada el presidente municipal, Luis Banck Serrato, quien apuntó que hasta el momento ninguna organización o persona había obtenido permiso para instalarse.

Durante un recorrido que realizó Milenio Puebla ayer por al mediodía se comprobó que se encontraban funcionarios de la Secretaría de Gobernación del ayuntamiento municipal en la zona y la calle se encontraba liberada de cualquier tipo de comercio informal y sólo algunas personas se encontraban ofreciendo lugares de estacionamiento en un predio privado.


Reglamento en la “Playa de Amalucan”

Por otra parte, se comprobó que una decena de empleados del parque se encontraban revisando que los adultos y niños que ingresaban al Lago de Cristal del Parque y que popularmente y en redes sociales se ha llamado “la playa de Amalucan” ingresaran con la ropa adecuada; es impide el ingreso de los hombres con playera, para cualquier persona con pantalón, calcetines y cualquier tipo de calzado y no está permitido que ingresen mascotas.

Empleados del lugar comentaron a Milenio Puebla que a diferencia del día de la inauguración del parque o del fin de semana pasado, la gente estaba respetando el reglamento salvo por algunos niños que se colocaban en áreas prohibidas del lago por lo que había vigilancia permanente para evitar accidentes.

Además, otro grupo de empleados se encargaba de realizar pruebas a la calidad del agua para mantenerla en niveles óptimos para que la gente pueda estar dentro de este espacio que se ha convertido en el principal atractivo del parque que también cuenta con áreas para asar comida, areneros, juegos para niños y una amplia área verde para caminar.



ARP

NOTAS MÁS VISTAS