Niveles de presas, sin cambios notables tras precipitaciones

De acuerdo con los datos de la Conagua, los embalses Cerro Prieto y El Cuchillo tienen menos agua que cuando aún no llovía.
La acumulación se redujo en forma importante en los últimos tres años.

Eduardo Mendieta

Las lluvias torrenciales que han azotado e inundado calles del área metropolitana de Monterrey en los últimos días no han mejorado el nivel de las presas de Nuevo León.

Y es que el nivel de almacenamiento ha presentado cambios casi nulos e incluso menor al que tenían antes de las precipitaciones.

De acuerdo con el reporte de la Comisión Nacional del Agua solicitado por MILENIO Monterrey hasta ayer la presa La Boca presenta un 41.4 por ciento de llenado, que corresponde a 16.379 millones de metros cúbicos , ya que su capacidad es de 39.49 millones de metros cúbicos de agua.

Hace una semana, el 31 de agosto pasado, antes de las precipitaciones, el embalse tenía un 41.1 por ciento de almacenamiento, por lo que representa apenas un 0.03 por ciento más (16.460 millones de metros cúbicos de agua).

La información oficial de este viernes establece que la presa Cerro Prieto cuenta con menos agua almacenada que la que contaba antes de que lloviera.

Es decir, cuenta con un 35.29 por ciento de llenado, 106 millones de metros cúbicos de agua (su capacidad es de 300 millones metros cúbicos), sin embargo, el 31 de agosto tenía un llenado que representaba el 36.33.

Este mismo escenario se replica en el caso de la presa El Cuchillo donde también tiene menos agua que cuando aún no llovía. Hasta ayer tenía un almacenamiento de un 62.8, mientras que el 31 de agosto tenía un 62.9 por ciento de llenado.

Es decir, cuenta con 706.372 millones de metros cúbicos de agua, cuando hace una semana registraba 707,354 millones de metros cúbicos (tiene una capacidad total de 1123.14 millones de m3).

Doroteo Treviño Puente, meteorólogo de la Conagua, había pronosticado este 2018 menos lluvia dentro de los próximos tres meses.

Si se hace un comparativo de los primeros siete meses de los últimos tres años, la acumulación se redujo en forma importante.

En 2016 se tenían mil 198 millones de metros cúbicos entre las tres presas; de ahí bajó un 41.4 por ciento de llenado para el 2017, cuando se registró un acumulado de mil 150 millones de metros cúbicos.

Pero en 2018, el agua entre las tres presas se redujo un 34 por ciento, que representa 894 millones de metros cúbicos.

Baja acumulación

En 2016 se tenían mil 198 millones de metros cúbicos entre las tres presas; de ahí bajó un 41.4% para el 2017, cuando se registró un acumulado de mil 150 millones de metros cúbicos.

En 2018, el agua entre las tres presas se redujo un 34%, que representa 894 millones de metros cúbicos.

NOTAS MÁS VISTAS