Niños bien alimentados en este regreso a clases

Una alimentación correcta es muy importante para un buen aprovechamiento escolar.
Es recomendable que al menos el 50% de nuestra alimentación diaria provenga de los carbohidratos.

Milenio Digital

Llegó el momento de preparar uniformes, mochilas y loncheras. Los niños regresan a clases y deben llegar a la escuela con herramientas que les permitirán alcanzar un buen rendimiento escolar. Una alimentación correcta será fundamental para lograrlo. 

Alina García Jiménez, licenciada en Nutrición y Ciencias de los Alimentos, recomienda a los papás iniciar este ciclo escolar priorizando el tema de la alimentación de sus hijos y planeando las compras con anticipación. Los padres deben tener en cuenta que, por estar en crecimiento, los niños requieren ingerir alimentos de los tres grupos, de preferencia en las tres comidas y mínimo de dos en el lunch:

1.- Cereales y tubérculos (pan, tortillas, galletas, arroz) que contienen carbohidratos que dan energía para el crecimiento y desarrollo.

2.- Alimentos de origen animal y leguminosas (pescado, pollo, carne, huevos, lácteos, frijoles, lentejas, garbanzos) que aportan proteínas para dar estructura a las células.

3.- Verduras y frutas que ofrecen agua, fibra, vitaminas y minerales.


La fuente de energía
Es recomendable que al menos el 50 por ciento de nuestra alimentación diaria provenga de los carbohidratos, pues es una importante fuente de energía.



Dieta correcta y rendimiento escolar

“La primera comida del día es básica para lograr un aprendizaje óptimo, enfatiza Alina García. Por eso es importante empezar con un buen desayuno que contenga un producto de cada uno de los tres grupos de alimentos”. 

 Así, los niños que desayunan tendrán una mayor posibilidad de desarrollar sus habilidades intelectuales, mejorar su rendimiento escolar y tener un crecimiento adecuado.

Por otra parte, hay que enfatizar la importancia de la ingestión de carbohidratos, que se encuentran principalmente en los cereales como el pan y en las frutas, ya que aportan glucosa que es “una fuente de energía para los glóbulos rojos, quienes alimentan al cerebro logrando con ello, que esté despierto y atento”, asegura la nutrióloga.


De la vista nace el amor

El lunch debe ser saludable, pero también atractivo y fácil de comer para que los niños consuman su contenido durante el recreo, sin dejar de lado el juego. 

La nutrióloga Alina aconseja a los padres “preparar el lunch con anticipación; ordenar los diferentes alimentos por grupos; picar la verdura y la fruta la noche anterior; hacer paquetitos con fruta seca y confeccionar platillos con imaginación, coloridos, buscar diferentes texturas y formas hasta hacerlos divertidos”.

Para lograr una lonchera saludable, los padres pueden guiarse por "El Plato del Bien Comer", que recomienda incluir al menos dos de los tres grupos de alimentos.

El pan de cada lonchera

Es recomendable que al menos el 50 por ciento de nuestra alimentación diaria provenga de los carbohidratos, pues es una importante fuente de energía. “Los niños necesitan de mucha energía, pues además de su actividad física, su crecimiento demanda un mayor gasto de calorías”, asegura la nutrióloga Alina. 

El pan, además de aportar carbohidratos, contiene fibra, vitamina E –antioxidante que protege las células- y vitaminas del complejo B -que pueden ayudar al correcto funcionamiento del organismo. Es el complemento perfecto que puede estar presente en todas nuestras comidas. Existe en diversas variedades y, cada una de ellas, puede combinarse con sabores dulces o salados y con muchos otros ingredientes. Por ello, es ideal para preparar bocadillos y sándwiches saludables como parte del lunch escolar.

No olvidar la hidratación

Una alimentación correcta debe ir de la mano de ejercicio físico y de una adecuada hidratación. La OMS recomienda que los niños en edad escolar realicen 60 minutos de actividad física al día. “Los padres deben asegurarse de que sus hijos realicen alguna actividad física en la escuela y procurar que hagan alguna otra por la tarde en casa, así como incluir el agua simple potable como fuente principal de hidratación”, recomienda Alina García. 

Los niños regresan a clases y es importante enviarlos con todas las herramientas escolares para lograr el mejor aprovechamiento escolar, sin olvidar que la base principal es una alimentación correcta que incluya un lunch saludable.


REPL



NOTAS MÁS VISTAS