¿Por qué es importante una alimentación saludable en vacaciones?

Las vacaciones son la oportunidad perfecta para explorar nuevos alimentos y preparaciones. Entre más variedad de alimentos se incluyan, la dieta será más saludable.
Las vacaciones son la ocasión para ser más activos de lo que somos en nuestra vida diaria.

Milenio Digital

¡Llegaron las vacaciones de verano! Tiempo para romper con la rutina y alejarnos de la cotidianidad. 

“Durante las vacaciones solemos cambiar algunos hábitos. Este puede ser un momento ideal para involucrar, de una manera más activa, a todos los miembros de la familia; aprender a seleccionar menús saludables cuando viajamos, o cocinar juntos si nos quedamos en casa. Además de hacer ejercicio o practicar algún deporte. Todo ello con la finalidad de adquirir hábitos perdurables”, asegura Ana Mari González, Nutrióloga Certificada y Socia de Alimetría.

Para disfrutar las vacaciones de verano, es importante llevar una dieta correcta, por lo que la nutrióloga recomienda tomar en cuenta tres factores básicos:

1.- Todas nuestras comidas deben incluir verduras y/o frutas; alimentos que den energía como los cereales elaborados con granos enteros o integrales; y alimentos ricos en proteínas como leguminosas o de origen animal.

2.- Hacer tres comidas principales y, por lo menos, dos refrigerios, para evitar llegar con mucha hambre a la siguiente comida. En el caso de los niños, esta es una forma de respetar su habitual lunch escolar.

3.- Considerar que entre más variada es la alimentación, es más saludable y que las vacaciones brindan la oportunidad de probar nuevos alimentos y preparaciones.

¿Cómo aprovechar las vacaciones en casa?
Si tus vacaciones las pasas en casa “es momento de preparar platillos frescos elaborados con arroz, pasta o productos diferentes como la quinoa, lentejas, queso, pollo o atún, no olvides agregar verduras y puedes dar sabor con un poco de aderezo ligero", aconseja la nutrióloga.

¿Tener hambre o comer por antojo?

Uno de los mayores retos que enfrentamos cuando salimos de casa en las vacaciones es comer la cantidad adecuada y no caer en antojos vanos.

“Es importante concientizar cuándo realmente tenemos hambre y cuándo no, afirma Ana Mari González, evitar comer por aburrición y evitar, en lo posible, platillos abundantes”. Si vamos a algún lugar lejano de casa, aprovechar para conocer la gastronomía local. Por ejemplo, en la playa aprovechar para comer mariscos y pescado.

Un buen tip es buscar platillos que en una sola preparación contengan alimentos de los tres grupos, “por ejemplo una ensalada con trocitos de queso y crutones de pan integral. Si nos acostamos más tarde, incluir un refrigerio nocturno, siempre y cuando se ingiera 2 horas antes de dormir”.

Pon energía a tus vacaciones. Haz ejercicio e hidrátate

Las vacaciones son la ocasión para ser más activos de lo que somos en nuestra vida diaria. El ejercicio y ciertas actividades deportivas son divertidas y saludables, sobre todo si se realizan con la familia. 

“Una cascarita de fútbol o un partido de voleibol en las playa; pasear en bicicleta y caminar en la ciudad”. Pero hay que poner atención en la hidratación. 

“Se recomienda tener a la mano un contenedor cerrado con agua simple; atender siempre la hidratación de niños y adultos mayores, ofreciéndoles bebidas de manera constante”. 

Es recomendable hacer 2 horas y media de ejercicio por semana con una alimentación correcta

Asimismo se aconseja tener a la mano snacks para recuperar energía.

“El pan -asegura Ana Mari- es una de las mejores fuentes de energía y nos permite preparar diversos alimentos nutritivos”.

Por ejemplo, una opción práctica y saludable en estas vacaciones para compartir en familia, es la siguiente recomendación:

Sándwiches caprese con pan de caja elaborado con granos enteros
Ingredientes para 4 personas:

• 8 rebanadas de pan de caja elaborado con granos enteros
• 2 piezas de jitomate bola en rebanadas
• 12 rebanadas de queso mozzarella fresco
• 1 manojo pequeño de hojas de albahaca fresca
• 4 cucharadas de reducción de vinagre balsámico
• 4 cucharaditas de aceite de oliva extra virgen

Preparación:
1. Colocar en 1 rebanada de pan de caja elaborado con granos enteros, 3 rebanadas de queso mozarella intercaladas con 2 rebanadas de jitomate.
2. Agregar un par de hojas de albahaca, un poco de reducción de vinagre balsámico y una cucharadita de aceite de oliva.
3. Cerrar con otra rebanada de pan y servir.

Sin importar en dónde...

Si tus vacaciones las pasas en casa “es momento de preparar platillos frescos elaborados con arroz, pasta o productos diferentes como la quinoa, lentejas, queso, pollo o atún, no olvides agregar verduras y puedes dar sabor con un poco de aderezo ligero", aconseja la nutrióloga.

Si el camino a tu destino vacacional es largo, piensa que no debes pasar más de cuatro horas sin comer. “Prepara o lleva productos que se conserven frescos y guarden su sabor: frutos secos, como pasas o arándanos son fáciles de transportar y muy energéticos, también frutas enteras como manzana, guayaba o plátano”.

Durante las vacaciones rompe con la rutina, haz cosas inesperadas y divertidas pero, recuerda que, con buenos hábitos podrás disfrutar plenamente de ellas.

REPL

NOTAS MÁS VISTAS