Antonio Ortuño gana el Premio Bellas Artes de Cuento

Libros

Los relatos de La vaga ambición le siguen cosechando éxitos al escritor mexicano, quien comentó que la había pasado "bomba con el libro. Fue puro goce".
Ortuño es autor también de 'El jardín japonés', 'El buscador de cabezas' y 'La fila india'. (Foto: Javier Ríos | MILENIO)

Milenio Digital

Por unanimidad, el escritor y periodista Antonio Ortuño ganó el Premio Bellas Artes de Cuento Hispanoamericano Nellie Campobello 2018 por el libro La vaga ambición, publicado por la editorial Páginas de Espuma.

Con tono desenfadado, Ortuño declaró que "ganar un premio es bueno para el banco y las deudas. A la literatura le da lo mismo. Escribes en otro plano, por otros motivos".

Alejandra Amatto, Liliana Muñoz y Rose Mary Salum conformaron el jurado que decidió otorgar el premio a un libro "estilística y argumentalmente homogéneo, por tener una propuesta sólida y una prosa lograda. Los relatos reunidos en este volumen se interconectan al realizar una reflexión profunda sobre el acto de escribir y cómo el autor es percibido dentro de su entorno, indagando en temas centrales para la sociedad actual”.

En breve entrevista telefónica, al comentar el proceso de escritura de La vaga ambición, Ortuño comentó que no sabía ni qué decir. 

"La pasé bomba con el libro antes, durante y después. Fue puro goce, incluso en la sufridera de escribir".

El autor de obras como El jardín japonés, El buscador de cabezas y La fila india reside actualmente en Berlín con un apoyo del Servicio Alemán de Intercambio Académico. "Vine a escribir y eso hago todos los días, varias horas. Saldrá una novela, ojalá sea divertida", aseguró.

Una de las razones para otorgar el galardón a La vaga ambición, dijo Alejandra Amatto, fue la condición homogénea de la obra. 

“Las tres apreciamos que desde el primer hasta el último cuento había una solidez narrativa, había una forma muy consolidada de estructurarlos y una relación interesante entre ellos. Tenía que ver con las funciones del escritor y las necesidades de la escritura como una herramienta fundamental para la sociedad, además de plantear historias muy actuales y llamativas como en el primer cuento”.

Asimismo, el jurado hizo una mención honorífica por unanimidad a Efraím Blanco por La nave eterna, publicado por Acá las Letras Ediciones, “por su propuesta original que combina los géneros de la ciencia ficción, lo fantástico y el absurdo”.


ASS





NOTAS MÁS VISTAS