¿Eres chilango? Esto dicen los diccionarios y expertos sobre la palabra

A ver si muy chilango

El lingüista Luis Fernando Lara Ramos habla acerca del origen y la definición de esta palabra usada para referirse a las personas que habitan la Ciudad de México.
Habitantes de la Ciudad de México. (Cuartoscuro)

Emma Blancas

Para quienes habitan la Ciudad de México las palabras chilango y capitalino parecen tener el mismo significado y uso, pero ¿te has preguntado cuál es su origen y qué acepciones tiene? 

Consultamos las definiciones de chilango en los diccionarios y hacen referencia a la persona que viene del Distrito Federal o de la Ciudad de México o relativo al Distrito Federal.

El Diccionario del Español de México, el Diccionario de los Mexicanismos, el Diccionario del Español de México y el Diccionario del español usual  hablan poco de su origen y uso.

Definición de la palabra Chilango del Diccionario del español usual de México. (Emma Blancas)

Definición de Chilango del Diccionario breve de mexicanismos. (Emma Blancas)

Sin embargo, el diccionario no recoge las acepciones peyorativas sobre los habitantes de la Ciudad de México, acusados de "sentirse superiores al resto de los habitantes del país, de discriminar o que se comportan con poco respeto hacia las costumbres de otras regiones", refirió Luis Fernando Lara Ramos, lingüista e investigador del Colegio de México, aunque reconoció que hay quienes la usan para autoafirmarse a través del “soy chilango y qué”.

Origen de la palabra

A diferencia de otras palabras de uso popular, Chilango no surge de las lenguas prehispánicas o latinas, por lo que su origen es de poco fiar, de acuerdo con el también director del Diccionario del Español de México, elaborado por el Colegio de México.

“No sabemos de dónde salió la palabra, hay muchas especulaciones pero ninguna es de fiar. Lo que sucede con estas palabras que proceden de la tradición popular es que las crea alguien y resultan ser tan valiosas para quienes la oyeron que rápidamente se diseminan, nos sabemos quién, dónde o cuándo comenzó a generalizarse”, explicó en entrevista con MILENIO.

Organillero en la Alameda Central de la Ciudad de México. (Cuartoscuro)

Chilango, palabra despectiva

De acuerdo con el investigador y académico, en principio apareció como un adjetivo para referirse de manera peyorativa a quienes habitaban la capital, antes Distrito Federal.

“Apareció de forma de hablar despectivas de la Ciudad de México y está ligado a que muchas veces en el interior de México hay protesta en contra del modo de ser de los habitantes de la Ciudad de México. Chilango es ante todo despectiva”.

Lara Ramos explicó que hay dos tipos de gentilicio para referirse a determinados habitantes de una región, conocidos como culto y coloquial.

En el caso de la Ciudad de México, el gentilicio cultural es capitalino. Mientras que el coloquial es chilango, reiteró, usado de manera despectivo.

Danzantes en la calle de Madero en el Centro Histórico de la Ciudad de México. (Cuartoscuro)

Para el académico, los gentilicios dependen del uso que les dé la gente a través del tiempo.

“Las lenguas no viven solas, son productos de quienes la hablan, en el momento en que necesitamos referirnos a algo, usamos la lengua mediante metáforas o invenciones, raramente, porque uno puede inventar muchas, pero si no entran en el circuito social no hay posibilidad de conservarse”, aclaró.

Recordó que antes de que el Distrito Federal se convirtiera en la Ciudad de México, se usó la palabra defeño como gentilicio.

“Estuvo en uso bastante tiempo mientras fue Distrito Federal, pero está en vías de desaparición porque ya es una Ciudad Estado. Y ahí viene otro debate de cuál sería el gentilicio: Hay uno que no tiene posibilidad de éxito, lo inventó la Academia Mexicana de la Lengua que es mexiqueño. Lo inventaron hace como 10 años, pero yo no lo he visto circular”, abundó.

Capitalino versus chilango

El director del diccionario Diccionario del Español de México asegura que capitalino es el término más idóneo para referirse a quienes habitan la ciudad.

“Estoy a favor de que sea capitalino, por un motivo: vamos a suponer que en Sonora, alguien de Álamos dice: voy a la capital. Nadie va a entender que va a Hermosillo, que es la capital de Sonora, va a entender que vienen a la Ciudad de México. Para todo el país la capital es la ciudad, aunque jurídicamente cada estado tenga su capital. Eso hace que los capitalinos seamos los habitantes de la ciudad”, explicó.

Un microbús recorre el circuito del Zócalo capitalino. (Cuartoscuro)

Chilango como autoafirmación

El académico apuntó que hay quienes usan chilango para retar el uso peyorativo de la palabra y autoafirmarse.

Chilango es ante todo despectiva, como sucede con muchas de estas formas despectivas es que alguien las toma para autoafirmarse. Aquel que dice sí, soy chilango y qué. Eso ha hecho que mucha gente use chilango como gentilicio de la Ciudad de México. Son procesos muy comunes: la palabra que comienza siendo despectiva, pero por una autoafirmación, se adopta para mostrarle a los demás que no tienen ninguna razón”.

“Aquellos que lo usan para reafirmarse diciendo yo soy chilango y qué, en realidad están retando al uso despectivo de la palabra”, concluyó.

​EB

NOTAS MÁS VISTAS