Cierran dos iglesias del Centro Histórico para evitar colapso

Patrimonio

Los templos de la Santa Veracruz y de San Juan de Dios, ubicados en la zona centro de la ciudad, fueron afectados por los sismos de septiembre de 2017.
El templo de la Santa Veracruz es uno de los edificios afectados. (Especial)

Leticia Sánchez Medel

Los templos de la Santa Veracruz y de San Juan de Dios, considerados monumentos históricos ubicados en la Plaza de Santa Veracruz, en Avenida Hidalgo, deberán cerrar sus puertas al culto, hasta que no sean restaurados, debido a que presentan problemas estructurales que ponen en riesgo a quienes los visitan, como resultado de los sismos de septiembre de 2017.

Alfonso Suárez del Real, secretario de Cultura de la Ciudad de México, explica a MILENIO que esta decisión se tomó este jueves como “medida preventiva, en función del análisis de los dictámenes que realizaron los peritos y que da a conocer el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en 54 templos e iglesias, de los cuales sólo se cuenta con 37 expedientes. Con esa información se ordenó desde el año pasado el cierre preventivo de 12 monumentos históricos de carácter religioso”.

No obstante, refiere el secretario, tres recintos religiosos continuaron con sus actividades al interior de los inmuebles, cuando los demás optaron por ofrecer sus servicios religiosos en los atrios o en espacios cercanos.

“Apenas el sábado pasado acordamos con los franciscanos cerrar la iglesia de San Fernando y ellos accedieron a ofrecer sus cultos fuera del inmueble. Ahora siguen la Santísima Veracruz y San Juan de Dios, hablaremos con el cura y el rector de esos recintos religiosos”.

Según el funcionario, son medidas preventivas tomadas en función del análisis de los dictámenes del INAH, ya que el Templo de la Santa Veracruz, localizado en la alcaldía Cuauhtémoc, presenta “desplomos, hundimientos y la posibilidad de colapso de algunas canterías que decoran la iglesia. Se detectaron apuntalamientos inadecuados en el arco del acceso principal, por lo que el inmueble es de alto riesgo y no habitable”.

Asimismo el Templo de San Juan de Dios, “debe ampliar el perímetros de seguridad de la Torre con el fin de que se integre a la banqueta de la Avenida Hidalgo y se evite cualquier riesgo”.

El funcionario recuerda que, derivado de los sismos de 2017, hay una Comisión de Reconstrucción que cuenta con el apoyo de la sociedad civil y de fundaciones como la Fundación Telmex, así como del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) y de las aportaciones de los gobiernos federal y local.

¿Cómo y en qué tiempo se realizará la reconstrucción de los monumentos religiosos? Apenas se está analizando, responde Suárez del Real. 

“Por el momento estamos tomando las decisiones de cerrar los templos y las iglesias mencionadas. En tanto tengamos el cronograma y el programa de ejecución de restauración de obras a trabajar de manera coordinada, se los daremos a conocer”.

ASS​

NOTAS MÁS VISTAS