Cineteca dedica retrospectiva al maestro Arturo Ripstein

En el foro de Xoco, a partir del 11 de enero, se proyectarán 14 largometrajes y cuatro cortos del realizador mexicano.
Escena de 'El castillo de la pureza', de Arturo Ripstein. (Especial)

José Juan de Ávila

Arturo Ripstein tendrá su retrospectiva en Cineteca Nacional, después de más de medio siglo de quehacer cinematográfico y alrededor de 60 películas, muchas ya clásicas del séptimo arte mexicano.

El sábado 11 de enero el foro de Xoco abre su ciclo de retrospectivas de 2019 con la proyección de 14 largometrajes y cuatro cortos de Ripstein, quien con Felipe Cazals se consolidó en las cuatro últimas décadas del siglo pasado como la mejor oferta nacional de cine de autor en festivales internacionales.


Curiosamente, la retrospectiva coincidirá con el más reciente filme de Alfonso Cuarón, Roma, producción totalmente mexicana, que desde su presentación en Cineteca a fines de noviembre pasado se ha mantenido con boletos agotados para todas sus funciones con semanas de anticipación. Polémico, hasta hace algunos años Ripstein sostenía que Cuarón “no hace cine mexicano, sino gringo”.

Y ahora que Cuarón se queja del subtitulaje de Roma en España, hay que recordar que lo mismo le pasó en 2000 a Ripstein con La perdición de los hombres, que ganó la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián y que se presentó en la competencia y se exhibió en los cines españoles con subtitulaje.

De hecho, contra ese festival Ripstein después arremetió en 2011 y prometió no volver a presentarse en él, luego de que su filme Las razones del corazón no logró darle su quinto galardón en poco más de tres décadas en ese certamen. El primero de ellos se lo llevó en 1978 con El lugar sin límites (Especial del jurado), el segundo en 1993 con Principio y fin (Concha de oro a Mejor película ex aequo) y dos con La perdición de los hombres (Concha de Oro por Mejor Película y Premio Fipresci).

Según la Cineteca, la selección de películas para la retrospectiva busca dar una muestra de las “distintas etapas, obsesiones y temáticas” de Ripstein (Ciudad de México, 13 de diciembre de 1944).

Escena de 'Principio y fin'.

Los largometrajes que se exhibirán La calle de la amargura (2015), Las razones del corazón (2011), La perdición de los hombres (2000), Así es la vida… (2000), El evangelio de las maravillas (1998), Profundo carmesí (1996), Principio y fin (1993), La mujer del puerto (1991), Mentiras piadosas (1988), El imperio de la fortuna (1985), Cadena perpetua (1978), El lugar sin límites (1977), El castillo de la pureza (1972) y La hora de los niños (1969).

Los cuatro cortometrajes fueron filmados todos por Ripstein en 1970 y son La belleza, Crimen de crímenes, Exorcismos y Autobiografía.

Cineteca adelantó que el miércoles 16 de enero, a las 19 horas, Arturo Ripstein y su esposa y guionista Paz Alicia Garciadiego presentarán en función especial El imperio de la fortuna, protagonizada por Ernesto Gómez Cruz, Blanca Guerra y Alejandro Parrodi, segunda versión de El gallo de oro, de Juan Rulfo, que 21 años antes había filmado Roberto Gavaldón con Ignacio López Tarso, Lucha Villa y Narciso Busquets, con adaptación de Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y el mismo director.

Ripstein, quien mantuvo estrecha relación con Luis Buñuel, debutó en 1965 con Tiempo de morir, a los 21 años, filme que partió de un guión también escrito por Fuentes y García Márquez titulado El charro.

Durante los setenta realizó su trilogía más aclamada: El castillo de la pureza, con guion de José Emilio Pacheco; El lugar sin límites, sobre la novela homónima de José Donoso, y Cadena perpetua, con guion de Vicente Leñero a partir de la novela Lo de antes, de Luis Spota.

De hecho, el 15 de agosto pasado Cineteca estrenó la versión restaurada de El castillo de la pureza, protagonizada por Claudio Brook, Rita Macedo, Arturo Beristáin y las jovencísimas Diana Bracho, María Rojo y Gladys Bermejo, entre otros, en una gala para celebrar oficialmente el primer Día Nacional del Cine Mexicano.

Tras esa gala, Ripstein recibió tal vez el más emotivo y personal reconocimiento a su carrera. Después de la función, sus nietos, de unos 9 y 10 años, le gritaron en el coctel de honor: “¡Qué buena está tu película, abuelo!”.

Su relación con la literatura y la colaboración con otros intelectuales se ha mantenido a lo largo de toda su carrera, baste recordar que en 1998 filmó El coronel no tiene quien le escriba, basada en la magistral novela del Nobel 1982 y su amigo, Gabriel García Márquez. O Juan Soriano: Fecit dixit (2001)

En 1985 arranca su relación y colaboración con Garcíadiego, que se mantendrá hasta la fecha. En 1997 Ripstein recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes, que hasta entonces sólo había conseguido otro cineasta, Luis Buñuel.

También, en 2014 recibió la Medalla Bellas Artes y en esa época respondió en una entrevista con MILENIO a una pregunta expresa sobre la entonces nominación de Alfonso Cuarón al Oscar por Gravity, que se llevó siete estatuillas de la Academia, incluyendo la de Mejor Director (Cuarón) y Mejor Fotografía (para otro mexicano Emmanuel Lubezki).

“Cuarón ya no es un cineasta mexicano; está fuera, se fue. Hace películas americanas: está nominado por una película gringa. Bien por él, pero se fue. Quiso ver otros horizontes, y lo respeto mucho, pero ya no es un cineasta mexicano: es un cineasta que nació en México”, dijo entonces Arturo Ripstein.


FM

NOTAS MÁS VISTAS