El hábito no hace al monje, pero sí al lector

La FIL atrae a miles de personas, por sus pasillos lo mismo se ve a jóvenes, niños, adultos que a familias enteras
Un grupo de religiosas se dio cita en la FIL.

Leticia Sánchez Medel

Hasta las monjas se dan tiempo de acudir a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, fundada hace 32 años por la Universidad de Guadalajara.

Pertenecientes a la congregación religiosa del Verbo Encarnado, acudieron a la FIL en el primer día.

"Acudimos porque estamos estudiando en la Normal, la carrera en educación primaria" explicó Olga Elena, quien junto con Rocío, portan un hábito religioso.

La FIL atrae a miles de personas, por sus pasillos lo mismo se ve a jóvenes, niños, adultos que a familias enteras y a grupos de estudiantes.
Este encuentro editorial, concebido como un festival cultural en el que la literatura es el eje fundamental, convoca a escritores de diversas lenguas de todo el mundo.

Y por supuesto a esta cita anual no podía faltar el protagonista de la máxima obra de la literatura universal: Don Quijote de la Mancha.
Su misión es fomentar la lectura en esta feria, acompañado por diveros personajes salidos de distintos  libros
Se trata de un maestro de español  que imparte clases en la secundaria Nicolás Copérnico de Guadalajara, convencido que con esta labor puede contribuir con su granito de arena para que el número de lectores se incremente en México.
La FIL estará abierta del 24 de noviembre al 2 de diciembre.

DIGL​

NOTAS MÁS VISTAS