FIL de Coahuila, letras para "descubrir" el norte

Para esta edición contará con más de mil talleres, con los que se busca sensibilizar a los niños, para que no vean la lectura como algo aburrido.
Este encuentro literario recibe entre 200 mil y 220 mil visitantes y ventas por 6 millones de pesos.

Jesús Alejo Santiago

Lleva por nombre Feria Internacional del Libro de Coahuila, y desde hace pocos años se decidió trasladarla a un lugar un tanto cercano de la capital, donde se pudiera convivir de forma más cercana: la ciudad

de Arteaga, una población situada a unos 10 minutos del centro de Saltillo y que cuenta con poco más de 23 mil habitantes, donde se encuentra el Centro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma de Coahuila.

“Para cambiar la idea del norte bárbaro, desde este lado del país hemos querido darle un giro a esa imagen, y hay bastante libertad de pensamiento, de ahí que nos quisimos unir a las conmemoraciones por el 50 aniversario del movimiento del 68”, en palabras de Ana Sofía García Camil, secretaria de Cultura de Coahuila.

En su vigésima primera edición, a celebrarse hasta el 16 de septiembre próximo, el encuentro editorial y literario contará con tres invitados de honor: Brasil, Colima y el Instituto Politécnico Nacional (IPN), con lo cual se apuesta por fomentar al libro y a la lectura en la entidad.

“Como norteños, la idea es demostrar que aquí hay mucha actividad cultural. La Feria recibe entre 200 mil y 220 mil visitantes, una cifra muy importante si tomamos en cuenta que Saltillo tiene alrededor de 800 mil visitantes, una prueba de que en el norte estamos trabajando en uno de los aspectos fundamentales de la cultura, como lo es el fomento a la lectura”.

Conocida primero como Feria Internacional de Saltillo, cambió su nombre al de Arteaga, a donde se trasladaron las actividades, para terminar con el nombre de Coahuila, porque al final le pertenece a todo el estado, incluso apuesta a convertirse en un punto que impulse el turismo cultural y se atraiga el interés de los lectores de otras entidades.

Los resultados han sido interesantes, enfatizó Ana Sofía García Camil, al grado que desde el año pasado la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) decidió participar de forma más estrecha; incluso, les reportó que durante 2017 tuvieron ventas por 6 millones de pesos, en comparación con la FIl Minería que reporta alrededor de 20 millones.

“No hemos logrado desarrollar una encuesta de lectura formal en el estado, en la que participe el Inegi, por ejemplo, pero lo que hemos visto en nuestros estudios es que la lectura sí ha crecido en Coahuila: hace siete años se leía .8 libros al año y ahora la cifra es de 2.2. No es mucho, pero ya empezamos a ir a las escuelas, impulsamos más al libro; en subir ese nivel de lectura ha tenido mucho que ver la feria”.

Diversidad de la palabra

Joca Reiners, Regina Crespo, Ana María Machado y Paula Parisot, por el lado de Brasil; Margo Glantz, Cristina Rivera Garza, Fernanda Melchor, Julio Patán, Juan Domingo Argüelles o Eduardo Langagne, por el lado nacional, son algunos de los autores que estarán presentes.

“Hay mucho por hacer”, reconoció García Camil, “pero las ferias nos permiten impulsar los esfuerzos, porque no solo es la presencia de los libros y de los escritores, sino también el trabajo con los niños; en los talleres, tenemos más de mil para sensibilizar, abrir la mente del niño y que vea que la lectura no es algo aburrido sino la oportunidad de adentrarse en otros mundos, de jugar y ser creativos”.

Dentro del programa destaca la presentación de literatura y poesía brasileña, una mesa de reflexión sobre la obra de Clarice Lispector, una conferencia sobre los poetas concretos, el canon brasileño, la literatura actual y el legado musical de autores como Vinicius de Moraes.

Para la secretaria de Cultura de Coahuila, si bien la feria ha tenido buenos resultados, aún hace falta llamar la atención de más lectores, y que no solo sea una actividad para Coahuila, “sino gente de otros estados”.

NOTAS MÁS VISTAS