Fernando Del Paso, el eterno dandy de la FIL Guadalajara

FIL Guadalajara 2018

Paulina y Alejandro del Paso, hijos del escritor, recuerdan algunos momentos íntimos con el autor de Palinuro de México y Noticias del Imperio.
Fernando del Paso ganó el Premio Cervantes en 2015. (Twitter: @CulturaUNAM)

Leticia Sánchez Medel

El gusto del escritor Fernando del Paso por vestir de forma extravagante la compartió con su hijo Alejandro, quien llegó a la FIL de Guadalajara, al homenaje al autor de Noticias del Imperio, con un saco color mostaza y unos zapatos cubiertos de imágenes de flores.

“Sabíamos los gustos que tenía mi papá, así que cuando veíamos ciertas camisas o corbatas locas para su vestimenta, las comprábamos. Cuando le dieron un doctorado honoris causa le puse el doctor dandi, por su gusto de vestir elegantemente, aunque eran unas combinaciones muy atrevidas”.

Mucha gente pensaba que su ropa era de diseñador, pero no, él compraba lo que le gustaba y se encontraran en el camino.

“Sus colores favoritos eran todos: tenía sacos y camisas de color rosa pastel, un azul pastel, además de color naranja. Quizá las combinaciones más recordadas eran las naranja, pero además de esta ropa usaba los lentes de sol, como lo muestran las fotografías, tenía una colección de lentes rojos, azules, morados y amarillos, unos diez pares”.
Alejandro del Paso heredó de su padre el gusto por vestir extravagante. (Foto: Paula Vázquez)

Esta colección de Fernando del Paso inspiró un desfile de modas que se realizó el 22 de noviembre pasado, destacando ese atrevimiento en su forma de vestir.

“Más allá de los libros, también mucha gente lo recuerda por sus combinaciones siempre elegantes e irreverentes”.

Todo él es un legado, por eso hay un Museo Fernando del Paso en Colima, ya que parte de su obra la donó a la Universidad, no obstante en la Cátedra Fernando del Paso también se reúne parte del patrimonio que dejó.

Su obsesión por la investigación lo llevó a comprar en la FIL alrededor de 700 libros para sustentar su ensayo La sombra de la historia, de índole religioso, ya que analiza al Islam y al Judaísmo.

Del Paso dibujante

Este momento del año —los días de la FIL—, la familia Del Paso lo esperaba con emoción: “sabíamos que era un momento en que mi papá renacía, le encantaba estar con sus lectores, recibir sus aplausos, consentirlos y hacerlos reír", relató su hija Paulina del Paso.

“Si él estuviera con nosotros, estaría siendo homenajeando con la reedición del libro La muerte se va a Granada, del Fondo de Cultura Económica, y hubiese participado en un homenaje a Juan José Arreola, diría unas palabras y después entregaría el premio Sor Juana Inés de la Cruz a Margo Glantz, desgraciadamente ya no está con nosotros”.

Paulina del Paso. (Foto: Paula Vázquez)

Paulina adelanta que la familia tiene la intención de hacer un libro sobre su obra plástica: 

“Sería un libro grande a color, quizás nos tardamos un rato en hacerlo, pero será un proyecto a futuro. La verdad es que nos dejó un legado muy grande y hay mucho qué hacer con su obra, para todos nosotros mantener vivo su recuerdo es importante".

A Fernando del Paso le encantaba dibujar, pero su prioridad, siempre lo dijo, era escribir. Realizó obra gráfica, también tinta china, collages y acrílicos.

La idea, explicó Paulina, será dar a conocer de la obra plástica de Del Paso, en este nuevo libro que piensan acompañar con algunos extractos de textos que puedan recrear su universo.

ASS

NOTAS MÁS VISTAS