La oscura historia del 'Vocho'... el auto de Volkswagen creado por Hitler y Porsche

El auto que más tarde se convertiría en el más popular del mundo, fue diseñado originalmente con fines militares.

Hitler y la historia detrás de Volkswagen (Heinrich Hoffmann)

Milenio Digital

A más de 80 años del lanzamiento del Volkswagen Tipo 1, mejor conocido como Vocho, sigue siendo uno de los autos más popular del mundo. Los ya considerados clásicos, dominaron el mercado mundial de vehículos durante décadas y se han convertido en un ícono de la cultura pop.

Lo que pocos saben es que detrás de la invención del famoso Escarbajo se encuentran dos personajes de la historia: Adolf Hitler y el ingeniero Ferdinand Porsche, quienes originalmente diseñaron el vehículo con fines militares.

Unas semanas después de llegar al poder en 1933, Hitler anunció una nueva propuesta de movilización popular, para lo que se convocó a la Asociación Alemana de la Industria Automotriz en la que se solicitó al ingeniero austríaco, Ferdinand Porsche, que creara un automóvil accesible que se llamaría Kraft durch Freude o Fuerza a través de la alegría, mismo nombre que recibía la organización nazi encargada de las actividades recreativas, a través de la cual, el gobierno vigilaba y uniformar el tiempo libre del pueblo alemán.

Además de la supuesta intención de proveer a las personas comunes un nuevo medio de trasporte, a Porsche se le pidió que no sólo sirviera para la movilización de gente, sino que fuera útil para fines militares, en previsión de lo que ocurrió unos años más tarde.

Hitler se tomó la elaboración del prototipo del auto como algo muy personal y en 26 de mayo de 1938 estuvo presente en la colocación de la primera piedra de la planta de Volkswagen en Wolfsburg.

El automóvil Fuerza a través de la alegría no sirvió para motorizar al pueblo, pues fue uno de los carros usados por el ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial, gracias a su condición de todoterreno que sirvió con eficiencia en el frente de batalla.

Cambio de nombre

Con el objetivo de borrar su oscuro pasado nazi se le cambió el nombre por el de Beetle en 1945, unos meses después del final del conflicto. Sólo diez años después Volkswagen celebró la fabricación del auto número un millón. El Vocho se convirtió en un símbolo del milagro económico alemán y obtuvo ventas récord en todo el mundo al fabricar 22 millones de unidades.

Si bien ahora tanto Porsche como Volkswagen se han pronunciado en contra de cualquier discurso de odio, es un hecho que sin el respaldo de Hitler, la automotriz no habría logrado aquel éxito sin precedentes.

BGHL​

NOTAS MÁS VISTAS