¿El póker es la vida?

A fuego lento

All in, Sinatra de Pedro Zavala, no deja de sentirse como una novela ansiosa por saltar a la adaptación en la pantalla grande
Pese al reconocimiento que ha recibido, sus páginas no te trasportan más allá que el argumento regular de una película de gangster

Roberto Pliego

Dos novelas obtuvieron el Premio Mauricio Achar Literatura Random House 2018: All in, Sinatra, de Pedro Zavala, y Pistolar, de Iván Soto Camba, de la que me ocupé hace unas semanas.

De vez en cuando me acompaña la sensación de que algunos narradores escriben solo para ver cómo su nombre aterriza en un set cinematográfico. Ajenos a la construcción de un estilo, se concentran en montar un argumento por el cual avanzan toda clase de efectos y fuegos de artificio. Esta es la sensación que me ha dejado All in, Sinatra, una novela cuyo protagonista —Génesis Montesinos, un doctor en Literatura de 64 años— gana 53 mil dólares en una mesa de póker y ve cómo se trastoca su proyecto de suicidio: no solo se convierte en el amuleto de un grupo de apostadores profesionales sino que termina enredado en una turbia operación ¡en Macao, y, más tarde, en Río de Janeiro! Sí, leyeron bien: de un cubículo universitario a Las Vegas y de ahí a Macao y a Río de Janeiro, no sin dejar de recorrer la noche insomne al lado de una joven drogadicta y bisexual. El argumento se hilvana de modo tan hollywoodense que Zavala no escatima argucias para incluir además un copioso soundtrack.

Es posible que All in, Sinatra satisfaga los anhelos de ese tipo de lector que intenta combatir el hartazgo cuando le esperan veinte horas a bordo de un avión comercial con rumbo, digamos, a Melbourne. Tiene cocaína, mujeres exuberantes, ex presidiarios, chinos vulgares e incluso agentes del FBI (y hasta la evocación de Ronaldo, Ben Affleck y Tiger Woods en una mesa de juego). Tiene asimismo un par de escenas que podrían haber salido de la mente sulfurosa de Quentin Tarantino (catana y chorros de sangre incluidos). Esos lectores hipotéticos solo podrían lamentar las ausencias de una persecución en automóvil por las calles populosas de Macao y una gran explosión en una reserva ecológica de la selva hondureña… pues hasta allá conduce el enredo.

Aceptemos que All in, Sinatra es literatura. Pero de qué literatura se trata. De mala literatura, sin duda (son chocantes sus incontables oraciones sin verbo y los títulos de sus capítulos en inglés). Su temperamento pertenece a la sección de los libros escritos para ofrecer nada más que un trivial entretenimiento, y sin los arrestos suficientes para competir con el cine o las series de televisión, aunque quiera formar parte de su nómina. 


All in, Sinatra
Pedro Zavala

Literatura Random House


México, 2018


NOTAS MÁS VISTAS