Los libros de Laberinto

Reseña

La oferta literaria de esta semana es rica en variedad, buscamos fallas en la historia sobre el descubrimiento de America con Charles Duverger, recordamos junto a Juan Vicente Melos la costa veracruzana, ofrece cuentos brasileños y más
El universo de Melo es una aldea minúscula en dimensiones aunque potenciada por su capacidad de trascender el tiempo y el espacio
Siempre que comienzo un libro de Rubem Fonseca es como si sonara el teléfono a medianoche: Hola, soy yo. No vas a creer lo que está sucediendo
Por su crudeza, limpieza, contundencia y falta de miramientos, Rubem Fonseca y su estilo literario, ha sido descrito como “realismo visceral”
Si hubo un fin propagandístico en la crónica del descubrimiento de América, alguien calificado para hallarlo es el historiador francés Christian Duver
Una orilla del rock mexicano, inexplorada por la crítica y el gran público que toma el micrófono para manifestarse a través de David Cortés
J. F. Martel propone incorporar de nuevo al arte a nuestra vida y a nuestra sociedad para liberar su poder único y renovador de la sociedad

Juan Manuel Gómez

Veracruz

Del estudio exhaustivo de lo particular surgen las sentencias universales, parece decirnos la narrativa jarocha del crítico de música, médico y narrador de la llamada Generación de Medio Siglo, Juan Vicente Melo (1932-1996). Luis Arturo Ramos ha recopilado en este volumen todos los cuentos de quien fuera editor de la Revista de la Universidad de México y de La palabra y el hombre (órgano de difusión de la Universidad Veracruzana). También fue director de la Casa del Lago y, con La obediencia nocturna y La rueca de Onfalia, novelista. Sin embargo, son sus cuentos los que inspiraron las siguientes palabras de Luis Arturo Ramos: “El universo de Melo es una aldea minúscula en dimensiones aunque potenciada por su capacidad de trascender el tiempo y el espacio. En ella caben el autor-real y sus obsesiones. Las veladas, y otras no tanto, referencias a su vida personal; el legado venturoso o trágico de sus ancestros, el imperio de sus experiencias más inmediatas y, especialmente, su fraseo, la sintaxis abigarrada y maniática que vertebra sus textos”.


Juan Vicente Melo: Cuentos completos, prólogo y compilación de Luis Arturo Ramos, Universidad Veracruzana, 2016.



Telefono a media noche

Diez libros de relatos rabiosos de uno de los más grandes cuentistas de todos los tiempos, el brasileño Rubem Fonseca (Minas Gerais, 1925). Por su crudeza, limpieza, contundencia y falta de miramientos, su estilo literario ha sido descrito como “realismo visceral”. En referencia a los giros inesperados de sus tramas envolventes, el escritor norteamericano de culto Thomas Pynchon afirma lo siguiente: “Lo mejor de la obra de Rubem Fonseca es no saber adónde nos va a llevar. Siempre que comienzo un libro suyo es como si sonara el teléfono a medianoche: Hola, soy yo. No vas a creer lo que está sucediendo”. En estos dos tomos se recopilan cuentos de los libros Los prisioneros, Lúcia McCartney, El collar del perro, Feliz año nuevo, El cobrador, Novela negra y otras historias, El agujero en la pared, Historias de amor, Del fondo del mundo prostituto solo amores guardé para mi puro y La Cofradía de los Espadas.



Rubem Fonseca: Cuentos completos 1 y Cuentos completos 2

, Tusquets, México, 2018, 577 y 510 páginas.


Bajo lupa

Las teorías de la conspiración se alimentan de los huecos que quedan entre un hecho verificable y otro. Esas lagunas se llenan con un poco de imaginación y mala leche, y muchas veces con claras intenciones de tergiversar la realidad con algún oscuro (o claro) fin, las más de las veces, político. Afortunadamente, los historiadores son cazadores sistemáticos de esas mentiras. Y si hubo un fin propagandístico en la crónica del descubrimiento de América, alguien calificado para hallarlo es sin duda el historiador francés Christian Duverger, que se ha especializado en el surgimiento y desarrollo de las civilizaciones mesoamericanas. Ya nos sorprendió en 2012 con su polémica investigación que atribuía la Historia verdadera de la conquista de la Nueva España al propio Hernán Cortés (a quien más le convenía tener control de esa historia), en vez de al soldado raso Bernal Díaz del Castillo. Ahora, en este nuevo libro, no solo acude a las dos únicas versiones que sobrevivieron de la crónica del descubrimiento de América: la de Hernando Colón, hijo del descubridor, y la de fray Bartolomé de las Casas, sino que las compara con desconfianza. Muchas suspicacias hay en la lectura de Duverger, sobre todo en las divergencias de ambas versiones, la falta de asombro en las descripciones de los nuevos lugares descubiertos y la dudosa intención expresada reiteradamente de llegar a las Indias, así como la adjudicación inmediata para España de esos territorios baldíos.


Cristóbal Colón: Diario de a bordo, edición de Christian Duverger, México, Taurus, 2017. 270 páginas.


Zona inexplorada

La historia del rock mexicano rebasa por mucho las fronteras de César Costa, Angélica María y los Teen Tops, por un lado, y Three Souls in My Mind, Botellita de Jerez y Café Tacuba, por el otro. Además de los muchos grupos que hoy dan forma a festivales multitudinarios como el Corona Capital, hay una tribu latente, discreta, que lleva muchas décadas fluyendo y se proyecta con gran poder hacia el futuro complejo y refinado de la música rock. Se trata del rock progresivo o, como acota David Cortés, en compañía del “psicodélico, de fusión y experimental”. Esta otra orilla del rock mexicano, prácticamente inexplorada por la crítica y el gran público, toma el micrófono para manifestarse en todo su esplendor en este libro que corre a su propio ritmo, pero paralelamente a otras iniciativas en las que ha colaborado también David Cortés, como los 100 discos esenciales del rock mexicano. Antes de que nos olviden.


David Cortés: El otro rock mexicano. Experiencias progresivas, sicodélicas, de fusión y experimentales, Grupo Editorial Tomo, México, 2017.


Arte como herramienta

¿Acaso hemos olvidado la importancia de la belleza, el misterio o la profundidad en aras de la hipocresía y la pretenciosa trivialidad?, palabras más, palabras menos, se pregunta Patrick Harpur al comentar este libro, que le parece un “grave y a la vez refrescante” recordatorio de lo que el arte ha hecho por la humanidad. ¿Cómo podemos afrontar en la era contemporánea, marcada por la banalidad y el mercado, los serios problemas que nos dejan sin aliento, ya sean “políticos, medioambientales, económicos o espirituales”? El escritor canadiense J. F. Martel propone incorporar de nuevo al arte, como lo era en el principio, a nuestra vida y a nuestra sociedad, desde una perspectiva profunda y fundamental, para liberar su poder único y renovador, ya que constituye “la única herramienta eficaz para acceder a la psique en sus mismos términos”, lo único que “derriba las barreras entre lo físico y lo psíquico, entre tu alma y la de los demás”.


J. F. Martel: Vindicación del arte en la era del artificio, Atalanta, España, 2017, 195 páginas.


@ForasteroNGT


NOTAS MÁS VISTAS