Los relámpagos de Jorge

Reseña

Transitamos por la obra del célebre Jorge Ibargüengoitia, cuyas historias, cargadas de un alto sentido crítico y un increíble humor, fueron adaptadas múltiples veces a la pantalla grande
Fotograma de Dos crímenes

Andrea Serdio

Jorge Ibargüengoitia nació el 22 de enero de 1928, en Guanajuato, ciudad que inspiró varias de sus historias, entre ellas Estas ruinas que ves, ganadora del Premio Internacional de Novela México en 1975, llevada al cine cuatro años más tarde por Julián Pastor, con Fernando Luján, Pedro Armendáriz Jr. y Blanca Guerra como protagonistas; como la novela, la película es tan incisiva como divertida; en ella, un profesor de literatura (el recientemente desaparecido Luján) regresa a su pueblo, Cuévano, para sumergirse en un ambiente mediocre de chismes, intrigas, deseos y parrandas con sus compañeros de la universidad donde trabaja, con los que frecuenta a las familias más poderosas y conoce su hipocresía y sus intereses.

Estas ruinas que ves inauguró la Biblioteca Ibargüengoitia en editorial Planeta, en la que también se encuentran Los relámpagos de agosto, supuestas memorias de un general revolucionario. Fue la primera de las seis novelas que escribió y con ella se hizo acreedor al Premio Casa de las Américas en 1964.

La vida y muerte de un dictador hispanoamericano es el tema de su segunda novela, Maten al león, que en 1977 fue filmada por José Estrada, con David Reynoso, Jorge Rivero y Lucy Gallardo en los papeles estelares. La película, sin la sátira demoledora de Ibargüengoitia, se convirtió en una comedia poco apreciada por la crítica y el público.

Las siguientes novelas de Ibargüengoitia fueron Las muertas, que aborda el célebre caso de nota roja de “Las Poquianchis”, tratantes de mujeres en el Bajío mexicano, y Dos crímenes, filmada por Roberto Sneider en 1994. Fue el debut como director de Sneider y obtuvo premios en México y el extranjero. Con Damián Alcázar, José Carlos Ruiz, Leticia Huijara, Margarita Isabel y Dolores Heredia, entre otros actores, tiene como ingredientes los malentendidos, las mentiras, las traiciones, la ambición de quienes esperan una supuesta herencia y los amores clandestinos en un pueblo de la hermosa provincia mexicana.

La última novela de Ibargüengoitia fue Los pasos de López, una delirante mirada a los inicios de la guerra de Independencia.

Dramaturgo y novelista, Ibargüengoitia también escribió un libro de cuentos: La ley de Herodes, relatos para niños y una gran cantidad de artículos periodísticos, compilados en varios libros. Entre sus obras se encuentran la comedia Susana y los jóvenes y El atentado, sobre el asesinato de Álvaro Obregón, con la cual obtuvo en 1963 el Premio de Teatro Casa de las Américas.

Jorge Ibargüengoitia murió el domingo 27 de noviembre de 1983 en un accidente aéreo en las inmediaciones de Madrid. Llegaba de París, donde radicaba con su esposa, la pintora inglesa Joy Laville, en una escala hacia Bogotá, Colombia, para participar en un encuentro de escritores.


NOTAS MÁS VISTAS