Paul Theroux: la maldición de los mexicanos es que sus libros no se traducen al inglés

Literatura

Arrancó la edición 14 del Festival Internacional de Escritores y Literatura, que durante cinco días reúne a escritores de México, Canadá, Estados Unidos.
Paul Theroux impartió una de las conferencias inaugurales del Festival. (Foto: Verónica Maza)

Verónica Maza Bustamante

El Festival Internacional de Escritores y Literatura en San Miguel de Allende inauguró su edición número 14 el pasado miércoles 13 de febrero, en el hotel Real de Minas.

Considerada como la más grande reunión multicultural y bilingüe de literatura en el continente americano, integra lo mismo a escritores consagrados que emergentes, expertos en la industria editorial, profesores, becarios, ganadores de los concursos de literatura y numerosos lectores provenientes de Estados Unidos, Canadá, México y Europa.

Susan Page, directora ejecutiva del festival, presentó la edición 2019 recordando que “hace justamente 500 años, en febrero de 1519, Hernán Cortés llegó a Veracruz, hecho que generó enormes consecuencias para muchas personas. Hoy quiero honrar a las y los indígenas que han tenido que ceder sus tierras debido a ello. En esta zona de México convive gente de las etnias chichimeca y otomí, a quienes recordamos este año en el que, a nivel internacional, se celebran las lenguas indígenas. En México existen 68 que aún se hablan, por lo que es imperante darles el lugar que merecen”. 

Susan Page, directora ejecutiva del Festival. (Foto: Verónica Maza)

El encargado de ofrecer la primera conferencia magistral fue Paul Theroux, reconocido escritor que se ha especializado en la literatura de viajes y cuyas novelas han sido llevadas al cine.

En su introducción, hablada en español, recordó la intervención estadunidense en México, “que no fue más que una de las guerras más injustas peleadas entre una nación poderosa y una más débil”. También mencionó la persecución por parte de autoridades de su país a Pancho Villa tras su invasión a Colombus. “¡Pobre México! Ha sufrido 500 años de invasiones e intimidaciones, pero ¿cuál ha sido su respuesta? ¿Cómo nos trata a todos los extranjeros que decidimos viajar o vivir aquí? Es un país humano y con enorme capacidad de perdonar. Es ejemplarmente hospitalario”, señaló. 

Además, aprovechó para deslindarse de las ideas de Donald Trump: “Yo estoy en San Miguel por una invitación de Susan Page, no porque mi gobierno o presidente me hayan enviado. Trump dice que los mexicanos son asesinos y violadores. Son las palabras más racistas e ignorantes que alguien puede decir. Pero su visión es limitada, como la de todas esas personas que cruzan la frontera por Arizona para comprar Viagra o hacerse tratamientos dentales en México sin entender la riqueza de este país. Por eso busco escribir de experiencias que a mí me han abierto los ojos, esperando compartir otras ideas de una nación que durante dos años he recorrido en automóvil y me ha enseñado mucho”.

Después compartió algunas recomendaciones para trabajar los manuscritos y narró sus experiencias en diversos países, las historias vivas que se ha ido encontrando, la forma en que los autores deberían sobrepasar su ego para ofrecer historias objetivas y bien contadas, con vivencias de primera mano: “Todos vamos por el mismo camino. Como escritores, como seres humanos que habitamos este planeta. Es necesario comprender la dimensión global de nuestras experiencias”.

“La maldición de los mexicanos es que no se traducen al inglés y eso es una tragedia, pues el mundo se está perdiendo de conocer autores excelentes de todas las edades”, dijo antes de despedirse y atender a quienes deseaban una dedicatoria en libros como En busca de la ayahuasca y otros desvíos, Tierra madre, La costa de los mosquitos y Deep South: Four Seasons on Back Roads

Los siguientes días, las conferencias magistrales estarán a cargo de Jennifer Clement, Susan Orlean, Cristina Rivera Garza, Sandra Gulland y Adam Gopnik. Entre el profesorado mexicano se encuentran Martín Solares, Irma Gallo, Antonio Marts, Michael Carr y Ricardo Peláez. 

Además de los 750 participantes que acuden a la reunión anual y pueden integrarse a las conferencias magistrales, decenas de talleres en inglés y español, eventos culturales y fiestas, son diez mil los lugares que se llegan a ocupar durante el encuentro, pues es posible asistir por actividad o adquirir un pase que incluye acceso a todas en los cinco días de duración.

ASS

NOTAS MÁS VISTAS