Rulfo en la pantalla grande

Reseña

La obra de Juan Rulfo tiene una estrecha relación con el séptimo arte, como se advierte en la edición conmemorativa El Llano en llamas, Pedro Páramo y El gallo de oro y otros relatos para cine
La obra del escritor mexicano tiene una estrecha relación con el séptimo arte

Andrea Serdio

La obra de Juan Rulfo tiene una estrecha relación con el séptimo arte, como se advierte en la edición conmemorativa El Llano en llamas, Pedro Páramo y El gallo de oro y otros relatos para cine, publicada en 2017 por la editorial RM. En 1956, por ejemplo, Alfredo B. Crevenna filmó la versión del cuento “Talpa”, incluido en El Llano en llamas, con las actuaciones de Lilia Prado, Víctor Manuel Mendoza y Jaime Fernández.

Del mismo libro salieron películas como ¿No oyes ladras los perros?, dirigida en 1975 por François Reichenbach con guión de Carlos Fuentes y música de Vangelis. Asimismo, El rincón de las vírgenes, en la que Alberto Isaac toma elementos de “Anacleto Morones” y “El día del derrumbe”, con Alfonso Arau, Emilio Indio Fernández y Rosalba Brambila, quien interpreta a la hermosa y voluble hija del taimado Anacleto.

En 1985 el venezolano Freddy Sisso filmó ¡Diles que no me maten! y dos años después Mitl Valdez dirigió Los confines, una interesante película que combina personajes y fragmentos de Pedro Páramo y los cuentos “Talpa” y “Diles que no me maten”. Esta producción es reconocida como uno de los mejores acercamientos al mundo de Juan Rulfo, a su laconismo y reflexiones sobre la muerte, la injusticia, la familia, el adulterio…

Registrada en 1959 como guión cinematográfico, El gallo de oro es en realidad la segunda novela de Rulfo. Cuenta la historia de un pregonero, una cantante de palenques llamada La Caponera y un afamado y rico gallero. Con guión de Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez y Roberto Gavaldón, fue filmada por primera vez en 1964 y por segunda en 1986, bajo la dirección de Arturo Ripstein, con el nombre de El imperio de la fortuna.

En El Llano en llamas y otros relatos, los editores incluyen “la diatriba poética” escrita por Rulfo para la película La fórmula secreta, de Rubén Gámez, producción independiente en la que un campesino mira la extensa llanura, que es enfocada por la cámara mientras se escucha una voz —la de Jaime Sabines—, que se convierte en letanía, en reclamo, en amenaza; es la voz desesperada pero también porfiada de la gente del campo mexicano.

Pedro Páramo fue protagonizado por el actor estadunidense John Gavin en la película homónima de Carlos Velo, de 1967, en la que Pilar Pellicer interpreta a Susana San Juan e Ignacio López Tarso a Fulgor Sedano. En 1978, José Bolaños realizó otra versión, llamada El hombre de La Media Luna, con Manuel Ojeda como el desalmado cacique de Comala. Han sido dos acercamientos interesantes, aunque fallidos, a una de las mejores novelas del siglo XX.


NOTAS MÁS VISTAS