Manu Ginóbili, el Maradona del basquet

Argentina vio el final de un jugador fuera del molde, uno que está al nivel del histórico ex futbolista, para los argentinos a esas alturas llegó
Manu Ginóbili (Twiiter @manuginobili)

La Afición

Por Rebeca Quintana:

El tiempo no se detiene. El tiempo no perdona. El tiempo le pone el reto a cada quien para tomar decisiones. El tiempo le permite a todos soñar. Y hay quienes sueñan y alcanzan ese sueño. Hay quienes sueñan y superan esos sueños. El tiempo le dijo a Emanuel David Ginóbili, ¿sigues o dejas las duelas? El argentino dijo adiós. 

Su partida después de 16 temporadas en la NBA con cuatro anillos de campeón en su colección no fue un simple adiós. En Estados Unidos fue un jugador extranjero que llegó en 2002 con los Spurs y terminó siendo uno de los más respetados. En Argentina era un joven virtuoso que buscaba dejar impacto y se va como el Maradona del basquetbol. 

“Es como que dejó de jugar y ya se transformó en una leyenda. No solo al básquet, sino al deporte en general. Acá ya desde hace unos cuantos años se pone entre los cuatro, cinco, seis deportistas más importantes de toda la historia del país. Es el deportista argentino más grande de toda la historia junto a Maradona y Messi. Ya está en ese lote”, así es como el periodista argentino, Diego Borinsky, califica el impacto que tuvo en su país. 

Poner el apellido Ginóbili en el mismo enunciado, junto a los apellidos Maradona y Messi, es un hito que marca un antes y un después. Manu marcó un antes y un después para Argentina. 

“Entre los diez deportistas más grandes de la historia entra seguro. Muchos ya en redes sociales y en distintos lugares, dicen que fue el más grande de todos, y otros, un poquito más cautos, dicen que entra en los cinco o seis. Para el básquet, todos los jóvenes que juegan te dirían que fue un genio, porque además logró cosas con la selección y con la NBA.

La NBA para los otros era algo inalcanzable, era otro mundo, otro deporte, y éste fue, y ganó cuatro anillos, fue cuatro veces campeón. Antes los partidos solo los veían los fanáticos del básquet y con el tiempo generó méritos propios y mucha más gente se puso a ver la NBA; también lo logró con la selección en la más famosa ‘Generación Dorada’ que para muchos es el mejor equipo en la historia del deporte argentino.

Ese equipo que gana la medalla de oro en los juegos olímpicos de Atenas, que fue subcampeón mundial. Su comportamiento fuera del deportivo siempre fue ejemplar. Jamás un escándalo”. 

Las redes sociales llegaron para cambiar las formas de impactar a la sociedad, al mundo. Y un mensaje de Twitter de 278 caracteres que salió de la cuenta @manuginobili, impactó a la NBA, a Latinoamérica y al basquetbol, a pesar de que era un tema que ya se había tocado. 

“En los últimos días, se había especulado que podía ser el retiro, él había dicho que se iba a tomar un tiempo para pensar, unos días para estar con su familia, y al último terminó diciendo que podía darse; pero hoy (ayer), todos los portales de deportes y no deportes, una noticia tras otra, entrevistas, noticieros deportivos, la verdad invadió todo. Fue el tema principal incluso por encima de cuestiones importantes. Esto lo pasó todo por arriba”, continuó Borinsky. 

Fueron 184 mil likes y 60 mil retuits los que tuvo el mensaje de despedida del ex jugador de los Spurs. Eso solo el escrito en español. También hubo uno en inglés, a ese le dieron 257 mil likes y 94 mil retuits. En total: 441 mil me gustas y 154 mil retuits. 

Esos números bien podrían ser un espejo del impacto que dejó dentro de la duela, tanto en la NBA como con la selección de Argentina. Cuatro anillos de campeón y mil 57 juegos, entre millones de cosas intangibles que marcaron la vida de los aficionados de los Spurs, de los fans de la NBA y, por supuesto, de los fans argentinos. Y eso solo unos cuántos pueden hacerlo. Unos cuantos como Maradona o Messi. 

“Él rompe el molde, es casi imposible que se dé otro jugador así, porque además no estaba solo, fue parte de una generación. Entonces, lo que logró el equipo argentino de básquet no se va a volver a dar, es casi imposible. Es incomparable”, así cerró su análisis Borinsky, uno de los argentinos que también fue impactado por la magia del Maradona del Baloncesto.

NOTAS MÁS VISTAS