Jaime García dice adiós, decide retirarse

El lanzador anunció que dejará los diamantes y ahora estudiará una carrera para después buscar un puesto como coach de vida para asesorar a los deportistas jóvenes
Jaime García se despidió con Naranjeros de Hermosillo (Cortesía)

La Afición

Desde hace cuatro años su cuerpo le había dado indicaciones de que su camino en el beisbol ya no estaba enfocado para mantenerse dentro del diamante, pero él encontró una motivación para seguir. Se mantuvo en Grandes Ligas hasta que este 2018 decidió que su carrera tenía que terminar. Y este miércoles llegó el momento de hacer el anuncio. 

Las lesiones lo acompañaron en gran parte de su carrera y por ello, Jaime García ya no quiere seguir más. Un desempeño lejos de lo que quería desplegar lo hizo poner en duda el mantenerse después de que se operó en 2014, pero encontró como motivación el ayudar a los demás, por ello siguió jugando. Los dolores en su brazo ya no lo dejaron seguir, así que tomó su participación en los Naranjeros de Hermosillo como su despedida, y al quedar eliminados de los playoffs, se cierra este ciclo. 

“Desde que llegué se había tocado el tema de lo que venía en mi carrera al terminar la temporada con Naranjeros, pero no quise profundizar por respeto al equipo y mis compañeros, en que el enfoque fueran los playoffs y yo poder ayudar en que se pudiera”, explicó García en una conferencia de prensa. “El día de hoy tengo una decisión en mi carrera que ya tengo tiempo pensando y analizando, para poder decir que el día de ayer fue el último día en que me puse un uniforme como profesional.

No me gusta usar la palabra retirado, porque el mismo enfoque que he usado en mi carrera es el que voy a usar en la siguiente etapa en mi vida”. 

García jugó con los Naranjeros en 2004 y después emprendió su camino en el beisbol de Estados Unidos. El paso por las sucursales lo llevó a las Grandes Ligas en 2008. Después de estar fuera en 2009, volvió a MLB con los Cardenales de San Luis, con quienes fue campeón en 2010.

Entonces llegaron altas y bajas en su carrera, lesiones, una operación más. Regresó pero su cuerpo no lo dejó ser un pitcher totalmente cumplidor como abridor, apostó a ser relevista en 2018 con Toronto y Cachorros de Chicago, y así, al terminar la campaña, confirmó que quería dejar los diamantes. 

“Sufrí a través de las lesiones y de irme a otra cultura. Sufrí muchas ansiedades y depresiones por todo lo que se tiene que pasar para poder llegar a Grandes Ligas, por tanto desgaste físico, por tanto dolor”, explicó el exlanzador. “La razón por la que me retiro no tiene nada que ver con la parte mental, es moverme ahora a algo que me apasiona”.

Jaime ahora estudiará para poder tener una carrera en la que no quiere ser manager ni coach, ni estar dentro de los diamantes, él quiere ayudar a los jóvenes en la parte motivacional, en asesorías.

“Quiero ser como un coach de vida porque viví muchas experiencias muy duras que logré superar y quiero causar ese impacto en las personas”, explicó, ahondando en que ya recibió ofertas de equipos de MLB que quieren aprovechar esa experiencia y que tiene dominio del inglés y el español.

Jaime terminó su carrera con una marca de 70-62, con 3.85 de promedio de carreras limpias, esto en 218 encuentros. Jugó para Cardenales de San Luis, Mellizos de Minnesota, Cachorros, Yanquis, Bravos y Azulejos. 

NOTAS MÁS VISTAS