Jugadoras se niegan a jugar por intimidaciones del técnico

13 futbolistas de la selección de futbol de Nueva Zelanda no quisieron jugar por lo que el estratega Andreas Heraf tuvo que renunciar a su cargo
El estratega Andreas Heraf en conferencia de prensa (Photosport)

La Afición

El entrenador de la selección femenil de Nueva Zelanda, Andreas Heraf, tuvo que renunciar a su cargo debido a que 13 jugadoras se negaron a jugar. 


Las futbolistas se quejaron con la Asociación de Futbol de Nueva Zelanda por medio de unas cartas las cuales aseguran que sufrieron de intimidación por parte de Heraf. 


El ex centrocampista de 50 años, estaba al mando del equipo desde abril de 2017 y desde junio de este año tuvo un “permiso especial” debido a que la Asociación de aquel país anunció “una revisión del ambiente del conjunto”. 


Por su parte, el presidente de la AFNZ, Deryck Shaw aseguró que Andreas participará al 100 por ciento en la revisión y esperarán los resultados para determinar que acciones van a tomar.  

NOTAS MÁS VISTAS