Z Motors se lleva 'Las Doce Horas de Puebla'

El Autódromo Miguel E. Abed, ubicado en el municipio poblano de Amozoc, fue testigo del triunfo de la dinastía de los Zanella
Z Motors se coronó en Las Doce Horas de Puebla (Jesús Aguilar Zavala)

Édgar González

Con una ventaja final de once vueltas sobre su más cercano perseguidor, el Z Motors Racing Team conquistó la edición 2019 de la Carrera Endurance 'Las Doce Horas de Puebla', que con gran éxito se llevó a cabo el fin de semana en el Autódromo Miguel E. Abed en el municipio de Amozoc.

A bordo del SEAT marcado con el número 66, la dinastía de los Zanella conformada por Santos padre, Santos hijo y Franco, hicieron suya la prueba de principio a fin, pues a pesar de comenzar en la última casilla dentro de la parrilla de formación por una penalización previa durante la junta de pilotos, los angelopolitanos pronto encabezaron la contienda.

Pese a la potente lluvia que azotó el escenario de batalla desde las 21:00 horas del sábado cuando se inició la contienda, los veinte bólidos participantes arrancaron a tambor batiente la justa, misma que se caracterizó por su buen desarrollo, en el que sólo se reportó una bandera amarilla durante todo el trayecto.

Si bien la noche fría puso a prueba la destreza de los equipos participantes, ninguno de ellos manifestó debilidad en los momentos de mayor apremio, siendo fallas mecánicas las únicas que imposibilitaron a tres escuderías culminar la ronda, que sirvió de clasificación para lo que será las 24 Horas de México.

En esta ocasión, el Z Motors se llevó la bandera a cuadros luego de 12 horas, 1 minuto y 37 segundos, lo que a ellos representó un total de 360 vueltas, de las cuales su mejor registro fue de 1 minuto 53 segundos y 600 centésimas, que al equipo valió llevarse consigo el trofeo de campeones en la categoría de los Turbo.

La segunda posición, también en dicha división, correspondió al Racing Project 1 Team, que integrado por Víctor Medina, Nidol Issa y Rubén Rovelo, a bordo del Mini Cooper número 18, lograron subirse al segundo peldaño del podio, tras cronometrar un tiempo final de 12:01.52 horas en un total de 349 vueltas.

El tercer lugar fue en la modalidad de los Turbo fue para el equipo ProRally-Mothers 2, que al mando de Francisco Acebras, Marco Marín y Jorge Goeters sortearon un cierre dramático, pues a escasos minutos de concluir la prueba, una falla en el motor les impidió acelerar a fondo, de ahí que debieron aguardar a unos metros de la línea de meta hasta ver la bandera a cuadros, a fin de no perder su sitio en la clasificación.

Si bien ello les costó treinta minutos de penalización que dejó su marca en 12 horas, 31 minutos y 44 segundos, no les impidió concluir en el tercer casillero al cabo de 346 vueltas, dentro de lo que fue una intensa velada que se coronó con la entrega de trofeos y reconocimientos a los ganadores en cada una de las categorías que ahí se dieron cita.

LSPM

NOTAS MÁS VISTAS