UFC 232: Nunes acaba con ‘Cyborg’

La brasileña Amanda Nunes noqueó en el primer round a Cris ‘Cyborg’ para convertirse en la primera doble campeona femenil del UFC y terminar con la leyenda de la campeona pluma
Amanda Nunes, la primera mujer en poseer dos cinturones de diferentes divisiones en el UFC (AP)

Carlos Contreras Legaspi

El reinado de Cris ‘Cyborg’ Justino como la mujer más peligrosa del planeta terminó ante el boxeo de Amanda Nunes, quien se convirtió en la primera mujer en poseer dos cinturones de diferentes divisiones en el UFC.

Ambas brasileñas se enfrentaban en el co estelar de UFC 232, un duelo donde la ‘Cyborg’, campeona de las 145 libras llegaba como amplia favorita, sin conocer la derrota desde su debut profesional en el 2005, pero la sorpresa sería mayúscula.

El Forum de Inglewood estaba repleto para cuando arrancó el evento estelar y la cercanía con Hollywood ayudó a que decenas de actores llenaran las primeras filas, entre ellos Dolph Lundgren y Holly Holm, que incluso fueron al vestidor de ‘Cyborg’ para desearle suerte antes de la pelea.

Pero Nunes no perdería tiempo, estaba lista para el intercambio con la golpeadora más poderosa en la historia del MMA femenil y no reparó en golpear con ganchos a su compatriota.

La diferencia de peso no fue factor, de hecho ‘La Leona’ lució más grande tras el rebote y sus primeros impactos hicieron daño, una izquierda y derecha en posición de gancho la pusieron de rodillas. El réferi Marc Goddard se mantuvo cerca mientras ‘Cyborg’ trató de tomar la pierna sin éxito.

Nunes no cambió la estrategia, se mantuvo bien plantada y volvió a conectar con ambas manos, la guardia abierta no fue factor pues Cristianne estaba muy lastimada, y segundos más tarde cayó fulminada con otra derecha. Se acabó la leyenda.

Les dije que sería la primera doble campeona, ahora merezco estar en el salón de la fama” declaró tras la victoria, pero de eso no queda duda, ya derrotó a las mejores en la historia del peso gallo, Ronda Rousey y Miesha Tate, así como la actual monarca del peso mosca, Valentina Schevchenko.

NOTAS MÁS VISTAS