Un Cruz Azul sin fantasmas

Liga Mx. Roberto Alvarado considera que el equipo ha venido de menos a más en el torneo y llegarán en un buen momento a la Liguilla; quieren amarrar el cuarto lugar de la clasificación.
El despertar de La Máquina.

Michel Cruz

En Cruz Azul ya tienen la mente puesta en la Liguilla. El recuerdo de la final perdida contra el América ha quedado en el pasado y no les afecta en lo anímico para la recta final, así lo aseguró Roberto Alvarado, quien consideró que vinieron de menos a más y ahora llegarán con buen ritmo a la Liguilla.

“Ya dejamos a un lado eso que pasó antes, tuvimos la final que no ganamos el torneo pasado, pero ya lo dejamos atrás y en la mente siempre vamos a tratar de pelear por el título y levantar una Copa en Cruz Azul sería lo mejor”, señaló el Piojo.

Para levantarse, se necesitó de un cambio que no fue sencillo. Los celestes tuvieron un arranque complicado que hizo dudar a muchos de si se podrían recuperar del último subcampeonato, pero lograron revertir la crisis.

“(El equipo) evolucionó en varios aspectos, principalmente en actitud. Creo que eso nos ha llevado a hacer las cosas de mejor manera y a llegar en buen nivel. Empezamos un poco mal, pero con el trabajo y la mentalidad de todos los jugadores pudimos hacer las cosas bien, salir adelante, también con la ayuda de (Pedro) Caixinha y el cuerpo técnico”.

Alvarado reconoció que tuvo que trabajar en lo mental para poco a poco retomar el nivel mostrado el semestre anterior.

“No empecé el torneo de la mejor manera, pero ahora me siento bien, con más confianza”.

Sin embargo, dejó claro que jamás se sintieron menos por no poder terminar con la sequía de títulos de Liga de la institución. “En ningún momento nos sentimos derrotados; al contrario, tenemos que levantar la cara, sacar las cosas adelante y darle vuelta a la página”.

La Máquina no partirá como favorito en la Liguilla, pero el equipo tampoco se confía y sabe que lo importante será cerrar bien la fase regular para lograr mantenerse en el cuarto puesto, —incluso un tercero, en caso de que se dé la combinación de resultados— y tener la ventaja de cerrar en casa.

“Lo mejor sería jugar bonito y ganar, pero en estas instancias sabemos que a veces con un gol se gana”.

El combinado cementero se ha preparado para enfrentar cualquier panorama que pueda ocurrir al término de la jornada, incluso esa posibilidad de que se enfrenten en cuartos de final al América.

“Estamos bastante preparados para que al equipo que nos enfrentemos jugarle al tú por tú, esto es partido a partido y estamos conscientes de que al equipo que sea le vamos a jugar”.

Un factor que podría hacer la diferencia y llevar lejos al equipo será la afición, la cual reconoció que estaba disconforme con los resultados en las primeras jornadas y que lo reflejaron en la asistencia al estadio Azteca, pero que ahora ellos están respondiendo y los seguidores también han vuelto a alentarlos y hacer que la casa le pese a los rivales.

“Es bastante importante terminar en el cuarto o hasta un posible tercero para recibir los partidos aquí en casa y esperemos que se llene el estadio para que la afición esté apoyando al máximo en esta Liguilla”, apuntó.

Por último, el atacante celeste consideró que “(Morelia) es un rival fuerte, tiene buenos jugadores por fuera y por arriba. Esperamos un partido complicado, pero también llevarnos los tres puntos”, los cuales serán vitales para comenzar la Liguilla con la localía en la vuelta.

NOTAS MÁS VISTAS