Candidato a Tláhuac denuncia a Rigoberto Salgado ante PGJ

Marco Polo Carballo, aspirante del Frente a la alcaldía de Tláhuac, acusó al ex delegado de desvío de recursos y enriquecimiento ilícito, por compras de alimentos con precios 'inflados'.
Carballo acusó que en la administración de Salgado se realizaron contratos para alimentos con precios inflados. (Blanca Valadez)

Blanca Valadez

El candidato de la coalición Por la CdMx al Frente a la alcaldía de Tláhuac, Marco Polo Carballo, denunció al ex delegado de la misma demarcación, Rigoberto Salgado, ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina por desvío de recursos y enriquecimiento ilícito.

El candidato del Frente aseguró que durante la administración de Salgado se celebraron contratos por 2.6 millones de pesos para la compra de alimentos para estancias infantiles de la demarcación, y un estudio detectó que los precios de estos fueron 'inflados' y solamente se requerían 900 mil pesos.

Explicó que los contratos corresponden a los años 2015 y 2017 por 2.6 millones de pesos; sin embargo, aún falta por obtener los contratos de 2016 y 2018, por lo que se estima que el desvío de recursos asciende a más de 4 millones de pesos.

Indicó que el contrato 013/2015 detalla que la proveedora de alimentos Patricia Lizeth Sánchez Vázquez se benefició con la distribución de alimentos en Tláhuac por un trimestre; sin embargo, durante la campaña de Rigoberto Salgado donó 127 mil pesos por concepto de alimentos y posteriormente con contratos superiores a los 33 millones de pesos.

"Son contratos que se adjudicaron de manera directa a amigos de Rigoberto Salgado, una de ellas, Patricia Lizeth, quién lo apoyó en su campaña y resultó que fue beneficiada por contratos de más de 33 millones de pesos”, dijo Carballo.

"La autoridad debe de determinar quiénes son los responsables, nosotros señalamos a Rigoberto Salgado y otros directores de la delegación, es toda la cadena de mando de los funcionarios que firmaron este documento", añadió.

Destacó que en el 2017 la delegación celebró el contrato de adquisición de productos perecederos y lácteos número 050/2017, con el proveedor Ischeel Jaramillo Cerecero, en el cual se indica que se pagaron 40 pesos por un kilo de cebolla blanca, cuando su precio es de 13 pesos.

Del mismo modo, resalta que la delegación pagó 242 pesos por un kilo de carne de cerdo molida, cuyo precio real asciende a los 82 pesos, 85 pesos por cereal para bebé con precio original de 30 pesos, así como vinagre de manzana de 42 pesos en vez de 15 pesos.

Sin embargo, se debe tomar en cuenta que dichos costos son a precio de mercado, por lo que la delegación tenía la opción de obtener un descuento adicional al comprar al mayoreo.

"No se puede insultar la inteligencia de la gente, nuestros vecinos saben muy bien cuánto cuesta un kilo de carne, de tortillas y lácteos, Rigoberto Salgado los compró al 200 por ciento de su valor original", comentó el candidato.

Estas irregularidades también fueron denunciadas ante la Contraloría General de la ciudad, para que el gobierno capitalino se encargue de castigar a los responsables.

Marco Polo Carballo aseguró que los contratos le llegaron a su casa de campaña en un sobre cerrado y con una carta anónima para denunciar dicha irregularidad.

Aseguró que los documentos no se encuentran en la página de transparencia de la demarcación.

El ex delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, busca una diputación en el próximo Congreso de la Ciudad de México.

FLC

NOTAS MÁS VISTAS