Burt Reynolds, un seductor con carisma

Recordamos la carrera de uno de los actores de Hollywood más carismáticos y que se quedará en la memoria del público. Ayer murió a los 82 años.
Burt Reynolds. (Reuters)

Redacción

Burt Reynolds, el galán que se estrenó con papeles de indígenas en su juventud gracias a sus facciones cherokee y en los setenta le dio vida al astuto y seductor bigotudo de los más taquilleros filmes de acción, murió ayer a los 82 años. 

Este audaz, cómico, cínico y mujeriego personaje de las pantallas grande y chica conquistó las salas de cine y el amor de las también actrices Loni Anderson, con quien estuvo casado seis años y adoptó un hijo; la británica Judy Carne, fallecida en 2015, y Sally Field, entre otras muchas.


Reynolds falleció al sur de Florida; el actor nominado al Premio Oscar por Boogie Nights sumó un centenar de películas en su trayectoria, y su amor por el séptimo arte se notó hasta sus últimos días, con su participación en la nueva película Once Upon a Time in Hollywood, de Quentin Tarantino.


El también cómico estadunidense murió a consecuencia de un paro cardiaco en el Jupiter Medical Center, algo “totalmente inesperado”, de acuerdo con un comunicado de su sobrina Nanc Lee Hess, aunque se sabía que tenía problemas de salud. 

Reynolds nació en Michigan en 1936 y su carrera levanto vuelo a sus 25 años con los largometrajes Angel Baby y Armored Command; luego vinieron éxitos como Joe el implacable, 100 rifles y The Longest Yard.

Además de ser recordado por su emblemático bigote y carisma, tuvo papeles memorables en La casa más alegre de Texas y Striptease, donde compartió pantalla con Demi Moore; Driven al lado de Sylvester Stallone y Transformers; ganó un Globo de oro por Boogie Nights. 

El galán de cine

Carismático y de sonrisa socarrona, entre los años 1978 y 1982 Reynolds fue protagonista de películas que llegaron al número uno en la taquilla estadunidense como Smokey and the Bandit, que tuvo dos secuelas, o The Cannonball Run (1981).

El origen como actor se gesta en la televisión y desde los inicios de su carrera provocó polémica cuando apareció desnudo en la edición de abril de 1972 de la revista Cosmopolitan, la cual cimentó su imagen de símbolo sexual; acción que precedió al estreno de su cinta Deliverance.

Una de sus interpretaciones más destacadas fue el director de cine pornográfico que interpretó en Boogie Nights, del director Paul Thomas Anderson, papel por el que, aunque le mereció su única nominación a los premios Oscar, renegó de su resultado final y despidió a su agente. 

Amante de su carrera, en 2015 escribió en sus memorias, But Enough About Me, que más que estar interesado en papeles que le gustaran a la crítica y le representarán mayor reto; prefería pasarla bien. 


Claves: Activo
Burt Reynolds trabajaba en la nueva película de Quentin Tarantino, Once upon a time in Hollywood, donde compartiría créditos con Leonardo DiCaprio, Brad Pitt y Al Pacino.

En un comunicado su sobrina Nancy Lee Hess habló de su entusiasmo: “Mi tío estaba deseoso de trabajar con el director Tarantino, y el increíble elenco que se armó para esta cinta que lo tenía muy emocionado”.

ES

NOTAS MÁS VISTAS