Prohibir música de Jackson no es la solución: director de 'Leaving Neverland'

El cineasta aseguró que el documental pretende alertar a los padres y prevenir los abusos a menores, no censurar la música.
Michael Jackson (AFP)

Notimex

A casi 10 años de la muerte de Michael Jackson, el cineasta británico Dan Reed aseguró que censurar la música del cantante no es la solución al problema de abuso sexual contra menores edad.

Reed habló sobre su experiencia al realizar Leaving Neverland, documental en el que hace un viaje al pasado para indagar en los relatos de James Safechuck y Wade Robson, dos adultos que aseguran haber sufrido abuso sexual cuando eran niños por parte del llamado Rey del Pop.

“Fue muy fuerte conocer sus historias, cuando estaba entrevistando a Wade lo más complicado e impactante fue darme cuenta que cuando todo esto sucedió, él en realidad estaba enamorado de Michael Jackson.

El cineasta subrayó que “el abuso sexual del que hablamos, en realidad, se trataba más de una seducción de parte de un adulto hacia un niño”, expresó Reed.

Con cuatro horas de duración y presentado en dos partes, Leaving Neverland recoge los testimonios de los hoy adultos James Safechuck y Wade Robson, quienes aseguran fueron seducidos por el cantante gracias a su carisma.

“El encuentro con James y Wade fue un accidente, y conocer sus historias fue algo muy interesante, porque nunca habíamos escuchado las historias de las víctimas de Michael Jackson. Esta fue la primera vez que ya siendo adultos, hablaron de los ataques”, dijo.

Tras la muerte de Jackson, ambos decidieron presentar una demanda por los supuestos abusos del cantante; sin embargo, dicha denuncia no procedió por haber transcurrido demasiado tiempo desde el incidente.

Wade Robson demandó a Michael Jackson en 2013 por abusar sexualmente de él. La querella no procedió y en 2017 salió a la luz.

“James y Wade estaban muy felices con el documental, ellos estuvieron a mi lado cuando lo vieron por primera vez en el cine, y fue algo muy loco, lloraban, pero creo que eran lágrimas de felicidad porque su historia por fin fue contada.
“Creo que después toda la sala entera se paró y comenzó a aplaudirles, cosa que los tomó por sorpresa, porque se dieron cuenta que por primera vez la gente creyó en ellos y comenzó a apoyarlos en vez de odiarlos y atacarlos”, expresó el entrevistado.

Desde su estreno el 25 de enero durante el Festival de Cine de Sundance, Leaving Neverland ha causado todo tipo de estragos entre los fanáticos de El Rey del Pop, su difusión ha sido de alto impacto en diversos medios de comunicación, lo que provocó que varias radiodifusoras de Estados Unidos y Argentina anunciaran que ya no programarán los éxitos de Jackson.

Recientemente, el cantautor Paul McCartney declaró en una entrevista con Radio Futuro que el documental había generado una gran tristeza e impacto en la imagen que él tenía de de Jackson.

“Creo que es difícil y triste. Michael Jackson era un gran artista que nos ha encantado por años, pero todo lo que ha pasado ha puesto las cosas difíciles; no sabía de su lado oscuro”, declaró el ex Beatle.

Por su parte, Reed considera que censurar la música de Michael Jackson no es la solución adecuada a los problemas de abuso sexual, y que el objetivo principal de su proyecto es tratar de crear conciencia entre la gente sobre el impacto emocional que sufren las víctimas de abuso sexual infantil.

“Creo que prohibir su música no es la solución, decirle a la gente que deje de escucharlo no es lo que Leaving Neverland pretende. Su música es parte de la cultura y es muy interesante ver que la gente lo venera y considera como alguien maravilloso y yo no quiero que dejen de verlo así, yo sólo deseo que tomen esta película con seriedad”, añadió.


“Me gustaría que la gente vea mi documental y empiece a pensar en la complejidad natural que tiene el abuso sexual infantil, porque los niños pueden guardar el secreto por mucho tiempo y a veces el secreto se sabe hasta cuando son adultos o simplemente nunca se sabe”.

Respecto a la demanda interpuesta por la familia de Jackson, que la cadena televisiva HBO enfrenta por haber difundido el documental, Dan Reed dijo que “fue un intento muy desesperado para tratar de obtener algo de dinero por parte de HBO”.

Con el lanzamiento de “Leaving Neverland” se abrió nuevamente la discusión sobre los supuestos casos de abuso sexual infantil cometidos por Jackson, generando un profundo impacto al contar con los testimonios en primera persona de dos presuntas víctimas.

Diversos medios internacionales aseguran que algunos familiares del fallecido intérprete están preparando otro largometraje mediante los cuales buscarán desmentir las supuestas recibidas y que se reivindique la imagen de Michael.

Sin embargo, el impacto que ha tenido Leaving Neverland, provocó que Jackson sea percibido de una forma muy distinta a nivel mundial.

The Hollywood Reporter publicó sobre el documental: "Todo es muy complicado y desgarrador, y al igual sus perspectivas no son las mismas de ahora (ambos son padres relativamente nuevos) que cuando eran pre adolescentes o estaban en sus veinte. Es difícil que uno vaya a sentirse exactamente igual después de ver dos horas de Leaving Neverland.

Por su parte,Variety consideró: Leaving Neverland no es un thriller, pero es innegablemente un tipo de película de terror en la vida real. Uno sale temblando por la oscura exposición...

“La segunda mitad de Leaving Neverland se dedica a narrar cómo Robson y Safechuck se pusieron en contacto con su trauma y comenzaron a superarlo, algo que sólo pasó tras la muerte de Michael Jackson. Es una parte esencial de la historia, del porqué esta película es tan importante".

DIGL ​

NOTAS MÁS VISTAS