El ascenso de Netflix hasta competir por el Oscar

Premios Oscar 2019

A pesar del conflicto entre Netflix y las exhibidoras de cine, este año Netflix opta por 15 premios Oscar, entre ellos el de Mejor Película por 'Roma'.
Yalitza Aparicio ha destacado en la temporada de premios gracias a su actuación en 'Roma', de Alfonso Cuarón (AFP).

Ernesto Huerta

La presencia de Netflix en la industria del cine y la televisión ha roto diversos paradigmas. Desde su origen, la ahora compañía de streaming puso en jaque a empresas consolidadas, como ocurrió con Blockbuster, la compañía que vivía de rentar películas a sus clientes. 

Fudada en agosto de 1997, Netflix lo hizo todo más fácil: sus suscriptores no sólo no tenían que pagar multas por entregas tardías, sino que además podían solicitar la renta de las películas desde la comodidad de su casa. Una década más tarde, en 2007, la compañía estaba punto de iniciar otra revolución con el servicio de contenido por streaming.

En un inicio Netflix se enfocó en la producción de series como House of Cards y Orange is the New Black, que además de ser merecedoras a importantes premios como el Emmy, también pusieron alertas a las cadenas tradicionales de televisión, acostumbradas a ofrecer un capítulo a la semana de cada una de sus producciones. 

Ahora es la industria cinematográfica y sus canales de distribución los que miran con recelo a Netflix, que a pesar de ser excluido de Cannes, ahora compite por su primer Oscar a Mejor Película, gracias a Roma, una producción hecha en México, con una mujer de origen indígena como protagonista y bajo la dirección de Alfonso Cuarón. 

Si bien la nominación de Roma a Mejor Película puede ser visto como el mayor logro de Netflix en el campo del cine hasta ahora, lo cierto es que la compañía ya se encaminaba a este punto desde hacía tiempo. Tan sólo el año pasado, Netflix contó con cuatro nominaciones al Oscar. 

Con Mundbound, Netflix compitió en las categorías de Mejor Fotografía, Mejor Actriz de Reparto, Mejor Guión Adaptado y Mejor Canción Original. Pero más allá de las nominaciones y los premios —que en realidad sí son algo buscado por Netflix—, la compañía ha abierto el debate sobre la forma en que se debe o puede consumir el cine. 

Mientras que festivales como Cannes exigen que las películas en competencia hayan tenido previamente una distribución cinematográfica tradicional, figuras como Christopher Nolan han sostenido que el cine debe verse en salas. 

No obstate, ni Cannes ni Nolan ni nadie ha podido evitar que la presencia de Netflix sea recurrente en festivales de cine. Con más de 139 millones de suscriptores en más de 190 países, tampoco se ha podido evitar que sus películas cuenten con la posibilidad de llegar a una audiencia nunca antes imaginada. 

El caso de Roma en México avivó el enfrentamiento entre Netflix y las compañías de distribución. Luego de que Cinépolis y Cinemex pidieron a la empresa una ventana de exhibición de tres meses para que Roma pudiera estar en sus salas, el jefe de contenidos, Ted Sarandos, dijo que de algún modo las exhibidoras "han desconectado a la gente de las películas".

En la edición 46 de la Conferencia Anual Global de Medios y Comunicaciones, el directivo de la compañía de streaming señaló que no es nada amigable que "los consumidores que no viven cerca de un cine estén esperando seis meses, ocho meses, para ver una película".

Sarandos argumentó también que con películas como Roma, "probablemente el 80 por ciento de la gente (que fue a verla) a los cines son también suscriptores de Netflix". Ello probaría que el modelo de negocios del streaming y las exhibidoras tradicionales "no son mutuamente excluyentes".

Así lo piensa también Alfonso Cuarón, quien en el Festival de Cine de Morelia se refirió al debate que se vivía alrededor de Roma. "No es Netflix contra Cannes, es conflicto entre dos modelos de mercado, está en un momento muy temprano del conflicto y estoy seguro que muy pronto se va a resolver, porque la historia sigue avanzando", dijo el director en conferencia de prensa. 

Aunque aún no se puede saber si, como dice Cuarón, el conflicto "pronto se va a resolver", lo cierto es que Netflix ha cedido un poco, como ocurrió con Roma, que tuvo un estreno limitado en cines desde el 21 de noviembre, antes de su lanzamiento en la plataforma de streaming el 14 de diciembre. Ello, por su puesto, le valió el poder optar a las nominaciones al Oscar

Así como ha cedido, Netflix también ha ganado. No sólo en lo referente a los Oscar, donde este año suma 15 nominaciones, pues además se ha convertido en el primer estudio de streaming en unirse a la Motion Picture Association of America, con la aprobación de  Disney, Fox, Paramount, Sony, Universal y Warner Bros.

15 nominaciones al Oscar consiguió Netflix

  • 10 fueron por Roma 
  • 3 por la película de los hermanos Coen, The Ballad of Buster Scrugs 
  • 2 por los cortos documentales End Game y Period. End of Sentence 


ehh

NOTAS MÁS VISTAS