Roger Waters critica concierto; dice que EU quiere tomar control Venezuela

El músico consideró que en Venezuela no hay dictadura y dijo que él no desea que el país sudamericano se convierta en otro Irak, o Siria o Libia.
Roger Waters (Foto:Cesar Vicuña / Ocesa)

AFP

El músico británico Roger Waters, uno de los fundadores del mítico grupo de rock Pink Floyd, criticó el concierto que organiza su compatriota Richard Branson para recaudar fondos en ayuda humanitaria para Venezuela, tachándolo de "truco". 

En un video en Twitter, Waters dijo que la convocatoria de Branson es un "truco" que "no tiene nada que ver con ayuda humanitaria", democracia, libertad o las necesidades de los venezolanos.

"Tiene que ver con que Richard Branson compró lo que dice Estados Unidos de 'hemos decidido tomar control de Venezuela'", añade el músico en el video, que tiene unos 12 mil likes.


El reguetonero venezolano Nacho, los españoles Alejandro Sanz y Miguel Bosé, los colombianos Carlos Vives y Juanes y el británico Peter Gabriel, entre otros, ofrecerán un concierto el 22 de febrero en la ciudad colombiana de Cúcuta, convocados por Branson, el multimillonario fundador del grupo Virgin.

El concierto Venezuela Aid Live, que forma parte de una iniciativa que busca recaudar 100 millones de dólares en 60 días, tendrá lugar un día antes de la fecha prevista por el líder opositor Juan Guaidó —reconocido por medio centenar de países como presidente interino— para que ingrese ayuda humanitaria al país.

En contrapartida, el gobierno de Nicolás Maduro anunció un concierto de dos días, 22 y 23 de febrero, en el puente Simón Bolívar, que comunica con Cúcuta a la población venezolana de San Antonio.

En el video, transmitido reiteradamente por la televisora estatal venezolana, Waters advirtió especialmente a Gabriel que no se deje "guiar bajo engaño hacia un cambio de régimen" en el país petrolero.

"De verdad, ¿queremos que Venezuela se convierta en otro Irak, o Siria o Libia? Yo no", afirmó.

Guaidó califica de "dictador" a Maduro y lo responsabiliza de la grave crisis económica y social que atraviesa el país, con una fuerte escasez de medicamentos y una hiperinflación que encarece enormemente los alimentos. Según la ONU, desde 2015, unos 2.3 millones de venezolanos han huido del país.

Pero Waters desestimó razones para la ayuda humanitaria.

"Tengo amigos en Caracas ahora, y por el momento no hay guerra civil, ni caos, ni asesinatos, ni una dictadura aparente, ni detenciones masivas de opositores, ni eliminación de la prensa (...) aunque esa es la narrativa que nos venden", señaló.

Reiterando llamados de la Cruz Roja y Naciones Unidas, pidió también "no politizar la ayuda". "Dejen al pueblo venezolano que ejerza su derecho a la autodeterminación".

​ehh

NOTAS MÁS VISTAS