'Rosario Tijeras 2' recrea cárcel en el centro del país

En la historia se incluye el nuevo villano llamado El Bolido, interpretado por Alan Ciangherotti, quien asegura que esta serie que se transmite por TNT y Azteca Siete.
Alan Ciangherotti interpreta a 'El Bolido'. (Alfonso Manzano)
Bonnie Cartas. (Alfonso Manzano)
Alan Ciangherotti interpreta a 'El Bolido'. (Alfonso Manzano)

Erik Solís

Antonio Betancourt (José María Tavira) se entregó a las autoridades en Rosario Tijeras 2 y gracias a la complicidad que hay con esta criminal, el joven tendrá que pasar un largo tiempo en la cárcel, donde sobrevivirá a un nuevo villano, El Bolido. 

En el corazón de la Ciudad de México, la producción de la serie encontró un edificio vacío a unos metros del mercado de la Merced, donde en su interior se adaptó una cárcel, donde tendrá que sobrevivir. 

MILENIO ¡hey! Tuvo acceso a este inmueble oscuro y lleno de polvo. Entre las penumbras de esta cárcel sale El Bolido, interpretado por Alan Ciangherotti, quien con el pelo trenzado, una cara demacrada y su uniforme beige, muestra parte de la psicología de este villano; “tal cual es un cabrón, maneja armas, hace cosas clandestinas, en esta segunda temporada tendrá conflictos emocionales muy fuertes conforme a su educación de calle, de barrio y control de mafias”. 


El actor aseguró que en esta entrega del programa, que se transmite por TNT a las 23:30 horas y en Azteca 7 a las 22:30 horas de lunes a jueves, mostrará “a personajes más controversiales, son crudos, reales, con los que la gente se involucra más, le ponemos un poco más de corazón como actores para que vean esa fibra emocional, en vez de juzgarlos, vas a querer a ayudarlos”, expresó el actor en entrevista. 

Sobre lo que reflejará su personaje dijo que “nadie nace malo, las circunstanciaste van llevando para sobrevivir, socialmente, a lo mejor te puede conflictuar el aceptarnos que cierta parte de esta sociedad nos trata como perros o peor y por eso somos así. Es un conflicto, emocional y espiritual que la sociedad tenemos día con día”. 

Alan Ciangherotti interpreta a 'El Bolido'. (Alfonso Manzano)

Al concluir con la entrevista, extras entraban y salían del lugar con uniforme beige, personajes que lograron crear una atmosfera donde el delito es lo que reinará en esta parte de la historia; la directora Bonnie Cartas, encargada de la unidad de producción, hizo un corte y se trasladó a la zona de visitas donde se tomó un momento para platicar de esta filmación en la que asume su primer reto oficial como co directora de una serie. 

“Rosario me amadrinó muy bien porque ya conocía la historia, a los actores y cuando Teleset me da el voto de confianza, fue un paso muy natural, tengo muchas mujeres en el crew. Soy la segunda directora de la productora en Colombia y México. Tiene un peso encima”, destacó la realizadora. 

Bonnie Cartas. (Alfonso Manzano)

Rosario Tijeras es un proyecto al que le tiene mucho afecto, ya que la comparte con su hermano, Salvador Cartas, encargado de la primera unidad, con quien se complementa porque “es un proyecto que visualmente lo vemos muy parecido. A Chava le tocó las escenas de acción que las hace increíbles y a mí me tocó el mundo de los policías; en la primera temporada fue muy poco lo que se vio de este universo, pero en ésta viene muy fuerte”. 

La producción entregará en esta ocasión 60 capítulos, al igual que en la primera, los cuales se planearon en tres meses y se filmaron en cinco más. 

Claves: Locaciones afectadas por los sismos del 19 S
La filmación que inició en el segundo semestre de 2017 se vio afectada, ya que por seguridad y reglamento, las autoridades marcaron algunas de las zonas en las que ya no se podía filmar.


El personaje que se vio afectado fue el de “El Güero Arteaga”, de quien grababan escenas de su casa en el Pedregal, por lo que la unidad de Bonnie Cartas tuvo que encontrar otro lugar para filmar sus escenas.

“Nos fuimos a Cuernavaca, donde hicimos la casa de Arteaga, un lugar maravilloso, además de tener un clima excelente y una luz lindísima. Ahí estuvimos 15 días. Estuvimos en los hospitales, donde es complicado filmar, pero en Cuernavaca encontramos un lugar maravilloso. Nos hemos adaptado. Filmar en México es muy difícil, somos muchos trabajando”, detalló Bonnie Cartas.

Rosario Tijeras tuvo locaciones en la Ciudad de México, el Ajusco, Guadalajara e Hidalgo. En esta temporada habrá más acción en aviones, que en moto, prometió la realizadora.


​ES

NOTAS MÁS VISTAS