Pareja de Lerdo vende hielitos para salir adelante

Con un negocio que empezó temporalmente, Alejandra Olvera y Alejandro Espinoza han tenido éxito con sus hielitos de sabores como nutella, masapán, fresas con crema, pay de limón entre otros.

Algunos de los planes que tiene la pareja es comprar una casa e ir adquiriendo pertenencias para poder formar una familia juntos. (Especial)

El 29 de marzo de 2019, una pareja de Lerdo, comenzaron un pequeño negocio de venta de hielitos, cosa que empezó temporalmente y debido al éxito se quedó como un negocio fijo y que piensa expandirse.

Alejandra Olvera y Alejandro Espinoza empezaron su pequeño negocio hace casi un año para ayudarse económicamente.

“Empezó como una ayuda extra para pagar nuestras cosas, él estudiaba para asistente administrativo y yo tuve que salirme de la carrera, gracias a Dios nos fue muy bien y por eso fue que decidimos seguir vendiendo por mayoreo”, menciona Alejandra.

La idea del negocio fue de Alejandra quien empezó a introducir sabores como pistache, nutella, mazapán, nuez, fresas con crema, pay de limón, oreo, queso crema con zarzamora o cerezas, Carlos V, entre otros.

La aceptación del producto fue tanta, que empezaron a tener más producción para abastecer la demanda, su horario es de 1:00 pm a 10:00 pm, todos los días.

Hacer los hielitos es un trabajo pesado, ya que tienen que ir a comprar todas las cosas que necesitan, pesar o medir cantidades de cada sabor, prepararlos, congelarlos y entregar pedidos.

Los hielitos que más se les venden son los de crema con zarzamora, nutella y fresas con crema, los cuales se han convertido en los favoritos y les de los que les piden cantidades muy grandes para fiestas, convivios o eventos.

“Yo creo que el precio también es lo que les llama la atención, pues comprar por 12 pesos un hielito distinto a los que venden normalmente de agua, pues es un plus que generamos para que nos compren a nosotros y nos ayuden a darnos a conocer”, señala Alejandro.

Algunos de los planes que tiene la pareja es comprar una casa con muebles, ir adquiriendo pertenencias para poder formar una familia juntos y claro el poner otro negocio más adelante.

“Un negocio a veces tarda en resultar hablando económicamente, no se desesperen si tienen una idea y a la primera no resulta, es cuestión de tiempo y de actitud, verán que poco a poco las cosas se acomodan y empiezan a salir bien”, mencionan sonrientes la feliz pareja de emprendedores.

Con información de Jampla Itzel González

NOTAS MÁS VISTAS