Un rinconcito mexicano en la Plaza de Lerdo

Desde hace 10 años, el puesto de adornos patrios se ubica temporalmente en este lugar, el cual ya viste los alrededores con los colores verde, blanco y rojo.
Desde banderas hasta pestañas postizas con los colores patrios se venden en este puesto. (Isis Rábago)
Desde hace 10 años este puesto se ha ubicado en una esquina de la plaza de Lerdo, entre calle Hidalgo y avenida Francisco Sarabia. (Isis Rábago)

Isis Rábago

Como una tradición que siguen desde hace diez años, el puesto de artículos mexicanos ubicado en la esquina de la plaza principal de Lerdo, entre calle Hidalgo y avenida Francisco Sarabia, ya viste los alrededores con los colores verde, blanco y rojo. 

Aunque en el resto de la ciudad, así como en el Centro Histórico y la presidencia municipal, no se adorne aún de acuerdo al mes alusivo, en esta esquina ya se siente la celebración de la independencia de México. 

Banderas de diferentes tamaños, diminutos trajes típicos, sombreros, rehiletes, adornos para la casa o el carro, trenzas y bigotes falsos, trompetas, aretes, pulseras, prendedores y hasta pestañas postizas y mangas para el sol, todos con los colores patrios, llaman la atención de aquel que pasa por aquí. 

Este año son más de 100 artículos diferentes los que vende César Curiel, los cuales ofrece en su pequeño espacio de venta, algunos acomodados encima de otros que no se alcanzan a distinguir. 

Desde las 08:00 horas llega puntual para acomodar su mercancía, aún no termina cuando la gente que a esa hora va y viene, llega de curiosa y empieza a pedir precios. 

El asombro de los clientes no termina mientras se detienen a observar la gran diversidad de objetos que llevan los colores patrios, “Ay Dios les permita seguir teniendo esas ideas”, dice una señora que pasaba y no resistió parar a admirar el puesto. 

La jornada termina hasta las 22:00 horas, pues a esas horas aún hay personas paseando por la plaza y aunque al inicio del mes no hay tanta venta, César señala que en los días próximos a la celebración del Grito de Independencia las ventas incrementan. 

Como cada año, esperan que el 2018 sea mejor y deje más ingresos que les permitan continuar con pequeño comercio y surtir más mercancía, para la próxima fecha festiva.

NOTAS MÁS VISTAS