Se despide de sus hijos para cuidar de su casa deteriorada

Debido a que aún existe temor por el posible derrumbe del techo de su hogar, decidió quedarse a proteger sus pertenencias.
Aún mantienen el temor de que el techo y parte de la pared de la casa se lleguen a caer. (Saúl González)
Varias casas del sector se quedaron en pie pero existe el riesgo de derrumbes. (Saúl González)

Isis Rábago

Entre las consecuencias de los derrumbes de casas a causa de las lluvias recientes, está la separación de familias, quienes deben buscar un lugar donde quedarse mientras su situación regresa a la normalidad, si es que se puede. 

Como ocurrió con Alfredo Vargas del ejido 13 de Marzo, pues debido a que las precipitaciones pluviales, se provocaron cuarteaduras debido al movimiento en el techo y paredes.

Por ello, sus tres hijos de 2, 4 y 7 años, así como su esposa Leticia Elizabeth Pérez, tuvieron que mudarse con su suegra a Gómez Palacio, mientras que él prefirió quedarse para proteger sus pertenencias.

MIEDO LATENTE

Desde hace más de 15 años que residían en esta vivienda, localizada en la entrada del ejido al pie de carretera, la cual al interior se observan vigas detenidas con un polín. 

“Se me cayó una parte del baño y parte de la pared de la casa”, enfatizó.

Aunque llevó a cabo algunas acciones para intentar que la vivienda resista a los daños estructurales, aún existe temor. 

“Tengo pendiente que se vaya a caer la casa”.

Debido a la situación que atraviesa, Alfredo solicitó a la alcaldesa Leticia Herrera Ale, el apoyo con material para realizar las reparaciones, principalmente de la pared del baño, que se encuentra más frágil y con la posibilidad de derrumbarse de un momento a otro. 

NOTAS MÁS VISTAS