Chef deja de servir aguacates por vínculos con el narco: "son diamantes de sangre"

Gastronomía

Un chef irlandés dijo que dejará de servir aguacates, al considerar que ocasionan deforestación y fomentan la violencia en México, pues los plantíos están controlados por cárteles mexicanos.
México es uno de los principales productores de aguacate. (Especial)

Milenio Digital

Los mexicanos sabemos lo mágico que es comer cualquier cosa con aguacate y desde hace unos años, los extranjeros han hecho de esta fruta prehispánica todo un suceso en cafeterías y restaurantes en donde sirven avocado toasts o smoothies de aguacate. Pero esto podría terminar, por considerar al fruto como un producto poco sustentable y que apoya al narcotráfico mexicano.

Uno de los chefs más reconocidos de Irlanda y acreedor de varias estrellas Michelin, JP McMahon dijo en entrevista con el diario Irish Independent que decidió dejar de usar aguacates mexicanos en sus restaurantes porque "son los diamantes de sangre de México".


"No los uso por el impacto que tienen en los países de los que vienen. Deforestación en Chile y violencia en México”, dijo y explicó aunque hay manera de obtener aguacates bajo el concepto de comercio justo, “la mayoría no son producidos así”, declaró. 

Para MCcMahon, los chefs y los restaurantes no son los únicos culpables, sino también los consumidores que se han dejado llevar por la moda del aguacate que pide que haya frutos disponibles todo el año sin importan su estacionalidad.

El chef irlandés es sólo uno de los que han levantado la voz sobre el problema del aguacate y la deforestación, violencia y comercio injusto que conlleva su producción. La cafetería inglesa Wild Strawberry anunció a través de Instagram que dejaría de usar aguacates por estos motivos.

"La obsesión del mundo occidental con los aguacates ha establecido una demanda sin precedente en los productores de aguacate, haciendo que los precios suban a un punto donde incluso se ha reportado que los cárteles mexicanos controlan las exportaciones", escribieron.


"Bosques han sido reducidos para hacer plantaciones de aguacate. La cosecha intensiva a grandes escalas contribuyen a las emisiones de gases invernadero e implica una presión para encontrar suministros de agua", argumentaron en una publicación de Instagram que ha alcanzado más de 500 "me gusta".

De acuerdo con un reporte de Reuters, la tendencia de restaurantes británicos por dejar de usar aguacates podría sentar un precedente para que el consumo del fruto disminuya. Por si fuera poco, en 2014 Greenpeace México advirtió que la alta demanda de aguacates daña al medio ambiente y las comunidades que viven cerca de los plantíos.

“Además del desplazamiento de bosques y los efectos de la limitación del agua, el uso de químicos para la agricultura"

mrf

NOTAS MÁS VISTAS