Hermana de Meghan niega que policía británica la vigile

Realeza británica

De acuerdo con un diario británico, la hermana mayor de la duquesa de Sussex pone en riesgo la reputación de la familia real.
Samantha, hermana Meghan Markle, tiene 53 años y padece esclerosis múltiple. (Especial)

Milenio Digital

Desde que se anunció el compromiso del príncipe Harry con Meghan Markle, la familia de la ex actriz estadunidense ha dado de qué hablar. Y es justo por eso que la policía del Reino Unido añadió a la “lista negra” a Samantha Grant, hermana de la ahora duquesa de Sussex.   

Según el diario The Sunday Times, Samatha fue puesta en la lista de Scotland Yard por el riesgo que podría representar a la reputación de la familia real. Fuentes consultadas por el diario británico, afirmaron que Samantha, de 53 años, está en la lista de personas a las cuales vigilar por el Centro de Evaluación de Riesgo por Fijación del Reino Unido. 

  

“Alguien como Samantha presenta más un riesgo que una amenaza. No está cometiendo delitos, pero está causando preocupación a la familia real británica […] podría hacer una escena y crear titulares con sus acciones y, siendo sinceros, ya lo ha hecho”, dijo la fuente consultada por The Sunday Times y la cual mantuvo el anonimato.   

El nombre de la hermana de Meghan llegó a la lista de personas a vigilar luego de que el equipo de seguridad de la duquesa advirtiera sobre los riesgos que traería su presencia. 

El centro que se encargará de monitorear su actividad señala en su sitio web que se encarga de “evaluar a las personas con enfermedades mentales que acechan, acosan o amenazan a figuras públicas”.   

Ante las acusaciones, Samantha, quien a causa de la esclerosis múltiple está en silla de ruedas y vive en California, dijo en su cuenta de Twitter que era ridículo no sólo por su condición, sino porque Scotland Yard no hace públicos los nombres de los que son vigilados si no hay cargos contra ellos, y ella no tiene ningún cargo ante las autoridades británicas.  

Cabe recordar que hace unas semanas, Samantha acudió al Palacio de Buckingham para intentar entregarle una carta a Meghan sin éxito. Además, su descontento por la falta de contacto que la duquesa ha tenido con su padre ha hecho que aparezca en diferentes medios británicos, causando revuelo por sus declaraciones contra la monarquía británica.   

Ningún vocero, así como Meghan o Harry, se han pronunciado sobre la polémica que han traído los Markle sobre la familia real.

mrf

NOTAS MÁS VISTAS