Chivas en lucha por no descenso le pegó al campeón

Con goles de Briseño y Pulido, el Rebaño se impuso en casa 2-0 al campeón en un duelo donde Gignac no logró superar a Boy como máximo anotador del cuadro norteño
Chivas venció a Tigres en la jornada 2 (Imago7)
Chivas logró sumar de a tres ante el campeón. (Fernando Carranza)

Alberto Ávalos

Chivas le pegó al campeón, no pierde el paso en la pelea por la permanencia en Primera División, Tomás Boy le recordó a Gignac quien sigue siendo el “número 1” con Tigres y hasta se retaron a los golpes. Pasó de todo en el cierre de la fecha 2 y la victoria rojiblanca con marcador de 2-0.

Tomas Boy no se anda con rodeos. Puntos sobre espectáculo es lo principal con Chivas. Querétaro había sumado y para el inicio del partido, el Rebaño llegaba como penúltimo porcentual y a cuatro puntos de distancia Gallos, ahora es solamente uno.

Línea de cinco defensores. Oswaldo Alanís, José Carlos Van Rankin y Antonio Briseño como centrales, Miguel Ponce por izquierda e Isaac Brizuela por derecha con especial atención sobre Luis Quiñones. Así lo paró de inicio el técnico ante el campeón.

Pronto Guadalajara se fue al frente en el marcador. Las cosas de la vida, la última vez que Briseño había marcado gol en Primera División fue defendiendo la camiseta de Tigres un 9 de agosto de 2015 jugando ante Chivas, pero esto es una ruleta.

El “Pollo” se levantó en el área y ganó en el salto a Carlos Salcedo, quien dio un partido para el olvido. Nahuel la tocó, pero no alcanzó a rechazar. Al 10’ lo ganaban los rojiblancos con su héroe en el suelo por unos segundos después de un choque, se puso de pie y lo gritó como si de un campeonato se trataba. El central cayó con el pie derecho en su nueva casa.

La visita nunca encontró las formas en la primera mitad. Su primer aviso fue hasta el 15’ en un balón que André Pierre Gignac se encontró en las afueras del área e impactó de primera intención por un costado del marco de Toño Rodríguez.

Salcedo coronó su pésimo partido al 23’, un mal control de balón le llevó a culminar la jugada con una plancha sobre Michael Pérez, después de que se revisó en el VAR, Oscar Macías lo mandó a la calle para dejar al campeón con 10 hombres.

Después, Alanís se comió el segundo. La pelota techó a Jurgen Damm en tiro de esquina a segundo poste, no obstante, el remate del central se fue por un lado. Chivas ya era más, lo de Toño Rodríguez hasta ese momento era un día de campo.

Pero con la calidad que tiene, a Tigres no se le puede dar por muerto nunca. Gignac la tuvo al 57’, tras la individual de Damm sobre Van Rankin, llegó el centro para el atacante que remató de cabeza, pero en el que Toño se lanzó para la foto y mandó a tiro de esquina.

Al 64’ el momento de la noche. Se fue Tomás Boy expulsado, genio y figura. Pique con Gignac, insultos y el reto para llegar a los golpes. Cansado el técnico de los constantes reclamos del jugador, pidió tarjeta para el francés, a quien no le gustó la acción.

Boy le decía que sigue siendo el “número 1”, recordando que Gignac no ha roto la marca de 104 goles del “Jefe” vistiendo la camiseta de Tigres y que lo tienen como máximo goleador, Gignac respondió apuntando el escudo haciendo alusión a las estrellas que le

ha bordado en últimos años y retando a los golpes. Todo un show que acabó con el timonel rojiblanco en los vestuarios.

Partido caliente y que dejó en claro que Pulido aprendió la lección. Se acabaron los tiros de penal agónicos y con saltos. Al 94’, penal que el futbolista cobró de forma majestuosa, sin complicaciones y a la derecha de Nahuel para vencerlo y decretar el 2-0 final.

Chivas respira, le pegó al campeón y en la porcentual no cede terreno. Estas luchas son así, un paso en falso puede costar caro y el torneo apenas comienza.

JMH

NOTAS MÁS VISTAS