Ex jugador de Necaxa sale de prisión

Alejandro Molina salió en libertad luego de que se apegó a la figura del juicio abreviado y tras haber sido sentenciado a 3 años y 11 meses de prisión, finalmente pasó 2 años y 11 meses tras las rejas en el Cereso de esta ciudad.
Ex jugador de Necaxa sale de prisión (Mexsport)

Claudio Bañuelos

Cerca de las 23:00 horas de este sábado Alejandro Molina, ex defensa de los Rayos de Necaxa salió en libertad luego de que se apegó a la figura del juicio abreviado y tras haber sido sentenciado a 3 años y 11 meses de prisión, finalmente pasó 2 años y 11 meses tras las rejas en el Cereso de esta ciudad.


Una camioneta tipo van en color dorado ingresó al estacionamiento del penal de esta capital y con una cachucha en tono oscuro se tapó el rostro para alejarse de las cámaras de algunos representantes de los medios de comunicación que buscaban captar el momento.
Luego de ello se abrieron las puertas para que la camioneta saliera a toda prisa.

Afuera del penal, los abogados del nativo de Ensenada Baja California, Diego Hernández y Edmundo Mendoza atendieron a los medios de comunicación y afirmaron que ya impugnaron parte de la sentencia que obliga a su cliente a pagar cerca de 3 millones de pesos como parte de la reparación del daño.

Como se recordará, Alejandro Molina fue acusado junto con el delantero también ex de Necaxa, Luis Gorocito de homicidio en riña, luego de que en las primeras horas del 16 de agosto del 2015 golpearon al estudiante universitario Luis Rodolfo Mariscal quien falleció en noviembre de ese año al no reponerse de las heridas provocadas por las lesiones tras la pelea.

Por su parte la Fiscalía General del estado, este viernes también impugnó la sentencia que le impuso el juzgado primero de lo penal por considerarla muy baja y exigió la pena máxima que es de 10 años por el delito de homicidio en riña con agravantes.
Mientras tanto el uruguayo, Luis Gorocito permanece en prisión y se espera que el próximo año salga en libertad.

Padre la víctima exige justicia

Entrevistado por separado, Luis Mariscal, padre del estudiante asesinado, advirtió que llegará hasta las últimas consecuencias, donde no busca reparación del daño y solo pretende que se haga justicia.

El familiar de la víctima deploró que el delito se haya reclasificado a homicidio en riña, (dado que inicialmente estaba como homicidio dolosos) lo que permite a Molina salir de prisión, lo cual le parece injusto, pues ya con el juicio abreviado, se le sentenció a 3 años 11 meses pero con el juicio abreviado quedó en 2 años y 11 meses, cuando la pena máxima por homicidio doloso es de 40 años.

"En este tiempo también se acercaron algunos abogados vivales, pidiendo que les diera el proceso, incluso alguno me habló de pedir montos de indemnización y de manera clara le dije: pregúntale a los papás de Molina y Gorocito cuánto me cobran por matar a sus hijos y eso pido de indemnización; y ya se retiró este abogado, por lo que no me mueve el dinero", finalizó.

NOTAS MÁS VISTAS