35 años de ganar sirviendo

Alejandro Irarragorri, presidente del Club Santos Laguna habla de cómo conoció una institución que desde su origen se convirtió en referente y estandarte de la Comarca Lagunera.
"El éxito es solo la puerta a un nuevo desafío, y el destino del equipo no tiene límites". (Martín Piña)

La Afición

Hablar de 35 años de historia del Club Santos Laguna, es algo que me llena de alegría, emoción y sobre todo de orgullo, ya que gracias a las Diosidencias que se presentaron en mi camino, tuve la oportunidad de conocer una institución que desde su origen se convirtió en referente y estandarte de la Comarca Lagunera.

Mi llegada a este Club se dio en 2006, en una silla distinta y desde una trinchera diferente, sin embargo estoy convencido que este equipo no es el resultado del esfuerzo de una persona, sino que ha logrado forjar sus raíces y cosechar sus triunfos gracias a su esencia, la cual se creó debido a la identidad de su afición, a la confianza de la gente y al trabajo que han dedicado miles de personas que han sido parte de la familia santista.

El trigésimo quinto aniversario es un día de fiesta para todos los que siguen y disfrutan este deporte, ya que Santos Laguna ha sido, es y seguirá siendo un claro protagonista de la industria del futbol mexicano, por lo que hoy podemos recordar las grandes hazañas que ha escrito el Club, tener en mente los buenos y malos momentos, sabiendo que esta institución tiene la fortaleza para sobreponerse ante cualquier adversidad y cuenta con la mística necesaria para convertir sueños en realidad.

Bien dicen que el éxito es solo la puerta a un nuevo desafío, y el destino del equipo no tiene límites, por lo que directiva, cuerpo técnico, jugadores, colaboradores y afición, coincidimos en el compromiso por reinventarnos constantemente como institución, buscando trascender en todos los niveles y aportando valor a la comunidad, no como responsabilidad, sino como forma de vida en la que en cada batalla buscamos 

Ganar Sirviendo.

NOTAS MÁS VISTAS