Leyendas albiverdes celebran 35 años de Santos Laguna

En el programa Somos Santos, Jared Borgetti, Pedro Muñoz, Joaquín Reyes y Guillermo el “Choque” Galindo se sumaron a los festejos del Club.
Jared Borgetti, Pedro Muñoz, Joaquín Reyes y Guillermo el “Choque” Galindo grandes guerreros se sumaron a los festejos de 35 años. (Club Santos)

Luis Salcedo Cassio

El programa 'Somos Santos' se sumó a los festejos por el 35 aniversario de los guerreros, con un programa muy especial invitando a iconos del equipo en diferentes épocas: Jared Borgetti, Pedro Muñoz, Joaquín Reyes y el Choque Galindo.

Una reunión de viejos amigos, de compañeros de profesión, una noche de anécdotas, risas, chistes y camaradería se tuvo este lunes en el Territorio Santos Modelo.

Junto a ellos estuvieron los conductores: Raymundo Carrillo y Dany Ramos.

“Llegué desde el 86 y hasta el 2000, se pasa a vida, muy rápido, pero estoy contento y orgulloso de haber pertenecido a Santos, yo crecí con Santos, mi carrera fue de la mano con el equipo, agradezco a Dios y a mis padres que nací por esas fechas y me tocó estar aquí”, precisó en su primera intervención Pedro Muñoz.

Jared recordó cómo llegó a Torreón. “Llegamos en el 96, venía de un club donde tenía todo, grandes instalaciones, con muchos años de historia y el venir acá era como comenzar en algo que estaba queriendo crecer y nos tocó ser parte de eso, cuando el equipo comienza a ser más protagonista, pusimos nuestro granito de arena e hicimos que Santos fuera más conocido sobre todo a nivel nacional”, comentó el histórico goleador del equipo.

Ahora se dijo orgulloso de lo que es Santos en la actualidad. 

“Poco a poco las nuevas generaciones quieren al equipo, no solo en La Comarca, en el país, por todo lo que se hace, dentro y fuera de la cancha, y aplaudo todo eso, la directiva ha hecho un gran trabajo, tienen unas instalaciones de primer mundo”, dijo.

Joaquín Reyes aplaudió el trabajo que se está haciendo en Santos en las fuerzas básicas. 

“Es una de las mejores canteras e instalaciones para todos los jóvenes y niños, estamos felices como se trabaja y como se forma al niño, te exigen en los estudios y priorizan los buenos hábitos, a mí no me tocó eso, entrenábamos en la deportiva. Ahora salen jóvenes al extranjero, se foguean y jóvenes canteranos hoy son seleccionados”, dijo el originario de Lerdo, Durango.

Desde aquel equipo de Santos IMSS, se presentó en el programa un histórico, Guillermo “Choque” Galindo, recordado por ser un lateral férreo y de gran velocidad.

“La gran fortuna de haber estado de inicio desde Santos IMSS, tenía 16 años, me tocaron grandes jugadores, Próspero Hernández, Fernando de la Rosa, el Nono, Luis Alberto González y puedo mencionar muchos más. De venir de un barrio bravo en la colonia Santa Rosa en Gómez Palacio, llegamos desde las inferiores hasta primera división, mi compadre Lupe Rubio alcanzó a jugar las tres divisiones también, y logramos un sueño”, recordó.

Añadió que, “era un sueño, el futbol no lo teníamos cercas, estaba arraigado en Monterrey, era lo más cercano, no teníamos otra opción más que Santos, no teníamos donde entrenar, si llovía, pues son entrenábamos, hay muchas anécdotas, me tocó la fortuna de sufrirla, pero conocer grandes jugadores, llegar hasta el primer campeonato”, dijo.

Joaquín reconoció que era un gran admirador de quienes después, fueron sus compañeros. 

“Yo estaba en Zacatecas en primera A, jugué contra ellos por primera vez, estaba Jared, Pedro y Machón, con Juan de Dios Castillo en el banquillo; siempre los admiré y de repente me llaman. Había muchos jugadores que eran mis ídolos, los primeros juegos con Quirarte, mandé un centro mal y me regañó Jared con todo. Era un capitán muy exigente, un líder, teníamos varios, pero Jared lo que fue él para la institución, fue un parte aguas para la historia del equipo”, aseveró.

Jared recordó como fue enfrentar a Pedro Muñoz en su fugaz etapa con Atlas. 

“Tenía 21 años, estaba con Atlas, mandan un centro por la derecha y estaba Pedro delante de mí, salto y le pongo el codo en el cuello, salto y la meto. Cuando regreso a la posición donde estaba, lo primero que me dice, que le hice falta, me regañó y no volví a tocar el balón. Cuando llego a Santos lo ví a Pedro, me asusté, fue una buena anécdota”, dijo.

Lo más importante era la afición, esforzarse por verlos felices, comentó Joaquín Reyes. 

“Esos equipos prendían a la afición, las raíces las dejaron ellos, El Choque, Lupe, Ramòn Ramírez, el equipo siempre se salvaba, peleaba con equipos grandes a pesar de las carencias, en los tiempos de Dolmo y Juan Flores, yo crecí con ellos, tiene mucho que ver en la historia de Santos, los jugadores que pusieron los cimientos en el vestidos, primero está la afición, después lo demás”, indicó.

“El Choque” reconoció las carencias, pero eso forjó el carácter y el ADN que al día de hoy tiene el equipo, el de siempre pelear hasta la última pelota.

“Había muchas carencias económicas, de infraestructura, entrenábamos en una cancha en el IMSS, eso nos formó el carácter para llegar a ser lo que fuimos. De ser amateur a las siguiente semana a ser campeones en segunda profesional, esa anécdota me gusta mucho, llenamos el Corona viejo al máximo, siendo un equipo de barrio, con chavos con sueños de ser profesionales, conseguimos el campeonato de segunda, forjamos las bases para los campeonatos que ahora tiene Santos”, concluyó.

NOTAS MÁS VISTAS