Con gol de Erick Torres, Tijuana vence a Cruz Azul

Los Xolos derrotaron de último momento 3-2 a La Máquina, en duelo de la jornada 7 del Apertura 2019
Erick Torres definió el juego al minuto 93 (Mexsport)

La Afición

Los viejos tiempos han regresado. Cruz Azul ha vuelto a ser ese equipo vulnerable en los últimos minutos, el de las cruzazuleadas. Ya le había pasado con Toluca, que en el Azteca le sacó un empate en los instantes finales, y anoche se repitió con Tijuana, que en la compensación le dio la vuelta y se impuso 3-2.

Cruz Azul no está caminando. Falla en los momentos en los que debe tener más sangre fría. Tenía el partido dominado, con la ventaja en el marcador, pero llegó una doble amarilla para Adrián Aldrete, luego vino en el empate y en los instantes finales un balón en el área botó hasta dos veces sin que Lichnovsky apretara la marca, y luego Érick Torres definió con libertad.

La Máquina se ha estancado. Suma nueve puntos de 21 posibles. Luego de dos victorias al hilo, ha sumado un empate y una derrota. Las dudas empiezan a invadir a este conjunto.

Anoche, Pedro Caixinha hizo varios cambios en su once, el más importante fue la inclusión de Santiago Giménez, el hijo del Chaco, quien ocupó el lugar del lesionado Caraglio. Fue su debut en la Liga. Sin pena ni gloria y un largo camino por recorrer, con su papá observándolo desde el palco de transmisión.

Eso sí, ayer La Máquina pudo haberse llevado los tres puntos del campo de Tijuana, pues comenzó mejor el partido, al grado que apenas a los cinco minutos Pablo Aguilar abrió el marcador con un cabezazo en una jugada a balón parado y aunque se revisó en el VAR por una posible falta, el árbitro lo dio por bueno.

Pero llegaron las distracciones en los momentos más inoportunos, porque en una jugada idéntica llegó el empate de Xolos. Vino un centro al área que encontró sin marca a Julián Velázquez, el zaguero argentino no tuvo la necesidad de saltar para colocar su cabezazo fuera del alcance de Jesús Corona.

Eso sí, el empate no mermó la iniciativa de Cruz Azul, que suele acomodarse bien en la cancha del Caliente -en sus once visitas solo ha tenido dos descalabros-, y de nueva cuenta se fue arriba en el marcador. El árbitro sancionó una mano de Diego Braghieri y al 27’ Yoshimar Yotún, con una ejecución a lo Panenka puso el 2-1.

Hasta aquí Cruz Azul cumplía con un juego efectivo, tal como le gusta a Caixinha; se fue el descanso con la ventaja y con la sensación de tener dominado el partido. Sin embargo, nadie presagió lo que vendría después.

Apenas habían transcurrido 10 minutos del segundo tiempo cuando Adrián Aldrete vio su segunda tarjeta amarilla y en automático la roja. Ahí Cruz Azul perdió la solvencia que había mantenido hasta el momento. Con un menos cedió la iniciativa.

Y Tijuana empujo con todo y muy pronto, al 62’, logró el empate. Balanta sacó un disparo desde fuera del área, Julio César Domínguez desvió el balón y llegó el empate. Ahí comenzó el verdadero martirio celeste que trató de aguantar.

Pero a Cruz Azul le faltó gas en las últimos instantes, una pelota en el área no fue despejada y ahí el Cubo apareció para darle la vuelta al juego.

NOTAS MÁS VISTAS