La selección mexicana consigue un agónico pase a la final de la Copa Oro

La selección mexicana padeció para vencer a Canadá, pero en los instantes finales logró el gol del triunfo

Selección Mexicana (Imago7)

La Afición

Qué manera de sufrir, pero México se instaló en la final de la Copa Oro, el equipo mexicano pasó un rosario para doblegar a Canadá, un equipo que se fajó en serio y le hizo pasar al cuadro Tricolor momentos de mucho apuro. Un 2-1 que pone al equipo de Gerardo Martino en la final contra Estados Unidos, pero es una realidad que la selección mexicana está lejos de una versión convincente.

Fue un partido en el que México se encontró con un rival que desde lo físico le alcanzó para competirle en lo futbolístico al conjunto Tricolor, que sufrió para encontrar claridad y en defensa tuvo algunos despistes que le pudieron costar caros.

Intentó México buscar profundidad con Orbelín y Corona por las bandas, pero los canadienses replegaban con orden y en otras ocasiones presionaban arriba, complicando el desarrollo del juego para el cuadro azteca. Funes Mori empezó a darle sentido al ataque mexicano, primero con un remate tras controlar la pelota con el pecho, pero un defensa canadiense tapó valiente el derechazo del Mellizo.

Y luego, cuando Canadá no daba noticias, la defensa mexicana le abrió la puerta con un par de yerros, primero de Salcedo, que fildeó mal una pelotazo, Akindele le ganó la posesión y cedió para Eustaquio que tiró por encima del travesaño. Luego de Moreno que se confió y sobre la línea le robaron la bola, pero sus compañeros llegaron para cortar la progresión de la jugada.

Casi al final del primer tiempo, Funes Mori se salió de la zona, y filtró para Corona, quien fue derribado por Henry en el área, aunque el árbitro dejó seguir, el VAR le indicó la infracción. Penal para México.

Orbelín cobró con categoría al 42’, adelantó a México en un partido bronco y vino un momento emotivo, cuando celebraron con Jonathan dos Santos, quien fue titular y se quedó con la selección el día que su padre Zizinho falleció.

El complemento tuvo un inició trepidante, Buchanan arrancó por derecha, superando de nuevo a la defensa, pero Talavera evitó el empate. El Tricolor no lograba templar el partido, y a Canadá el partido a trompicones no le desagradaba, así se acercaba al área de Talavera y alteraba los nervios de la defensa mexicana.

Y Canadá explotó la fragilidad de la defensa mexicana. Salcedo falló a la hora de tirar un fuera de juego, Buchanan entró con franca libertad por derecha, llegó al área y se deshizo del propio Salcedo, y con un tiro cruzado venció a Talavera.

La noche de Salcedo se hizo de pesadilla, cuando cobró un penal por una falta de Kaye sobre Corona, que de nuevo fue marcada por el VAR, el defensa se aferró a la pelota y se la entregó al portero Crépeau.

Se fue desdibujando el equipo de Gerardo Martino, que le perdió el hilo, estuvo lejos de imponer condiciones y pasaba nervios cuando los canadienses rondaban su área. El juego estaba en el alambre, Canadá se tenía fe para poder liquidar a México.

El encuentro olía a tiempo extra, Canadá lo estaba llevando al límite, se había salvado un par de veces, pero Pizarro quien asistió a Héctor Herrera que le pegó con la zurda y doblegó a los canadienses que no dejaron de luchar, pero México se llevó el triunfo.

La selección mexicana se cita con Estados Unidos en la final, saldrá como favorito, pero si algo le ha dejado como lección este torneo, es que ya no puede ver por encima del hombro a ningún rival, porque ha sufrido en demasía.


NOTAS MÁS VISTAS