La afirmación fue realizada por el presidente surcoreano, Moon Jae In tras una reunión con el líder de Pyongyang, Kim Jong Un.
La tormenta destruyó el sábado viviendas e inundó regiones agrícolas en el norte de Filipinas, antes de continuar su paso hacia Hong Kong y China donde también dejó varios muertos.
Publicidad
Las inundaciones y desprendimientos de tierra causados por el paso del ciclón 'Mangkhut' sepultaron una zona donde vivían mineros y sus familias de manera irregular; el tifón ha dejado hasta el momento 66 muertos.
El ciclón sigue su trayecto por el extremo norte de Filipinas con vientos de 205 km/h; más de 9 mil personas se encuentran en albergues.
Publicidad
La noticia se origina como una nueva señal del acercamiento entre ambos países antes de la visita del presidente surcoreano, Moon Jae-in, a Pyongyang la próxima semana.
El gobierno de Corea del Sur propondrá a Norcorea organizar en conjunto los Juegos Olímpicos, como una señal de paz.
Destacadas