Corte de la India despenaliza la homosexualidad

El Tribunal Supremo de la India eliminó una prohibición que data de la era colonial y la cual sancionaba con hasta 10 años de prisión a los homosexuales.
La ley castigaba con hasta 10 años de cárcel a los homosexuales. (Reuters)
Los colectivos LGBTTI confían en que otros países de la región también despenalicen la homosexualidad. (Reuters)

Reuters

La Corte de India eliminó una prohibición de la era colonial al sexo homosexual, en un juicio histórico que motivó celebraciones en todo el país y otros lugares del sur de Asia, donde los activistas esperan impulsar una reforma similar. 

El sexo homosexual es considerado un tabú por muchos en India, un país socialmente conservador, y en países vecinos como Bangladesh, Sri Lanka y Pakistán. Fue restablecido como un delito en India en 2013, con una pena de hasta 10 años de prisión, después de cuatro años de estar despenalizado. 

La decisión de los cinco jueces del Tribunal Supremo de India fue unánime para anular la prohibición. Sin embargo, el fallo podría enfrentar un desafío legal por parte de grupos que dicen que el sexo gay erosiona los valores tradicionales. 

"No se puede decir que ninguna relación sexual consensuada entre dos adultos que consienten (homosexuales, heterosexuales o lesbianas) sea inconstitucional", dijo el presidente del Tribunal Supremo de India, Dipak Misra, mientras leía el juicio. 

Los partidarios de la campaña para eliminar la prohibición se reunieron alrededor de la corte antes del veredicto y aplaudieron la decisión, dándose abrazos y agitando banderas del arcoiris. 

Algunos manifestantes se emocionaron, mientras que otros ondeaban pancartas con lemas como "Gay and Proud" ("Gay y orgulloso") y "I am who I am" ("Soy lo que soy"). También se repartieron dulces durante la celebración. 

"Estoy muy emocionado, no tengo palabras", dijo Debottam Saha, uno de los peticionarios en el caso. 

Los activistas esperan que el desmantelamiento de la prohibición defienda el derecho a la igualdad, pero muchos reconocieron que la discriminación persistiría. 

"Ya no somos criminales, (pero) llevará tiempo cambiar las cosas en terreno, 20 a 30 años", dijo Saha.

NOTAS MÁS VISTAS