Colombia atribuye ataque con coche bomba a ELN

El ministro de Defensa dijo que el autor material del ataque, quien murió durante la explosión, era miembro desde hace más de 25 años del Ejército de Liberación Nacional.
En conferencia de prensa, Guillero Botero afirmó que pertenecía al ELN con el alias de "Mocho Kiko" (Reuters)

AFP

El gobierno de Colombia atribuyó al Ejército de Liberación Nacional (ELN) el ataque con un coche bomba en una academia de policías en Bogotá, que dejó más de 20 muertos y 68 heridos. 

"Un acto terrorista cometido por el ELN segó esas vidas" de jóvenes aspirantes a policía de entre 17 y 22 años en la Escuela de Oficiales General Francisco de Paula Santander, dijo el ministro de Defensa, Guillermo Botero, en una declaración desde la presidencial Casa de Nariño. 

Botero aseguró que tienen "plena evidencia" de que el autor material, identificado como José Aldemar Rojas Rodríguez, de 56 años y quien murió en el atentado, era miembro desde hace más de 25 años del ELN. 

Conocido en las filas del grupo guevarista como Mocho Kiko, por haber perdido la mano derecha en una detonación, se desempeñaba como jefe de inteligencia dentro del frente Domingo Laín que opera en el departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela. 

El ministro responsabilizó como "autores intelectuales" a los integrantes de la guerrilla, cuyos diálogos de paz con el gobierno están en punto muerto desde agosto. 

"Es una operación que se estaba planeando hace más de diez meses", afirmó. 

Rojas Rodríguez ingresó "de manera violenta" en una camioneta gris Nissan Patrol cargada con 80 kilos de pentolita a la escuela policial en el sur de Bogotá, alrededor de las 09:30 horas locales, indicó la policía en un comunicado. 

La explosión dejó 21 muertos, incluido el atacante, y 68 heridos, 58 de los cuales fueron dados de alta, según la policía. Entre los fallecidos hay una cadete ecuatoriana.

El guerrillero intentó esquivar un control dentro de la academia policial y finalmente el vehículo chocó contra los dormitorios de mujeres de la principal escuela policial del país. 

El ataque, calificado por el presidente colombiano Iván Duque de "demencial acto terrorista", es el peor desde febrero de 2003, cuando rebeldes del ahora partido FARC detonaron un coche bomba en el club El Nogal. Treinta y seis personas murieron y decenas más sufrieron heridas.

dmr

NOTAS MÁS VISTAS